miércoles, 7 de julio de 2010

BETTE DAVIS






Una de mis actrices favoritas, por no decir la que más. Actriz hasta la médula, de esas que ya no existen, sólo comparable a la gran Katharine Hepburn. Películas todas ellas bien interpretadas, y así lo demuestran todos los premios que recibió a lo largo de su carrera.


Feminista, independiente y con un poderoso carácter que la llevó a provocar algún que otro quebradero de cabeza a los todopoderosos estudios de Hollywood.


Dos Oscars a la mejor actriz, de entre sus diez nominaciones son la muestra palpable de que esta mujer de mirada abrumadora dejó una profunda huella en la Historia del Cine.


Nació el 5 de Abril de 1908 en EE.UU; siendo ella una niña sus padres se separaron  y quedó bajo la custodia de su madre.


Tal vez esta situación personal gestó su enorme personalidad. Su pretensión inicial era ser bailarina, pero al final encamino sus pasos hacia la interpretación.


Debutó en Broadway con gran éxito, llamando así la atención de los directivos de los grandes estudios Universal, que la contrataron debutando con la película”The Bad Sister”(1931).
Tras una serie de películas que pasaron sin pena ni gloria, su gran oportunidad llegó con”Cautivo del deseo”(1934),en la que trabajó para los estudios RKO, y junto a Leslie Howard, que, como Bette, en aquellos momentos era una estrella emergente. En este papel ya demostró su inmenso potencial;  apareció interpretando el personaje de una mujer fría y calculadora, casi sin sentimientos, papel que interpretaría muy frecuentemente a o largo de su carrera.


El film obtuvo muy buenas críticas, y su extraordinaria puesta en escena le valió su primera nominación a los Oscars.


Un año después recibió su primer Oscar por la gran interpretación que efectuó de actriz fracasada y alcohólica en la película “Peligrosa”(1935). En este intenso drama se puede visionar a Bette en todo su esplendor : grandiosa,desafiante, segura de sí misma, creíble hasta el extremo de ponerte los pelos de punta.

El año 1936 protagonizó “El bosque petrificado”, junto a un principiante Humphrey Bogart y compartiendo de nuevo crédito con Leslie Howard.





Por estas fechas, su carrera se vio  momentáneamente truncada, cuando la actriz que tenía una personalidad extraordinariamente vigorosa, discutió con los directivos de la Warner, protestando por los miserables sueldos que recibían las mujeres respecto a los hombres. Esta tempestuosa mujer, fue capaz de dejar a los todopoderosos estudios colgados mientras ella se marchaba a Inglaterra. Estando allí recibió una demanda de la Warner, provocando ésto su vuelta a Hollywood, pero eso sí, con sus condiciones puestas de antemano.


A partir de esta segunda incorporación a la Warner comienzan sus mejores películas: “La mujer marcada”, fue la que le devolvió su enorme prestigió como actriz principal, continuando su espléndida carrera con títulos como”Jezabel”(1938), junto a Henry Fonda y bajo la dirección de William Willer, con el que protagonizaría dos películas más, y del que cuentan que estaba perdidamente enamorado de ella.

Tal vez fue éste el motivo por el que Bette, estuvo tan deslumbrante en ésta cinta. Supo exprimir lo mejor de ella, constatando así su calidad de estrella, y siendo ganadora por ésta interpretación de su segundo Oscar.





En 1939, protagonizó “Amarga victoria”, papel por el que de nuevo fue nominada a los Oscars, siendo considerada como una de las películas más importantes rodadas en aquel año.

De nuevo vuelve a trabajar con William Willer en “La carta”(1940), un maravilloso melodrama considerado una obra maestra del género, en la que Bette hipnotizó con su inconfundible e incomparable mirada tanto al público como a la crítica.Pero fue con el título “El cielo y tú”, donde Bette consiguió la recaudación más importante de toda su carrera

En el año 1941, protagonizó “La loba”,en la que interpretó el papel de una mujer embaucadora, maliciosa y soberbia. Con sus exagerados gestos, mostró al personaje con una escalofriante maldad ,que no dejó indiferente a nadie, y que la consagró definitivamente como una de las mejores e indiscutibles figuras del cine clásico.





En esta foto la vemos caracterizada para la película “La loba”.Por cierto sus caracterizaciones , que eran impactantes, hacían mucho más impactante su puesta en escena, esto hecho unido a su indiscutible carisma, componían un impresionante resultado.

Entrado ya el año 1942, protagoniza “La extraña pasajera”, un drama romántico, por el que Bette de nuevo fue nominada a los Oscars ,que consigue enganchar al espectador debido a la apasionante historia de amor que se desarrolla, entrelazada con unos momentos tensos y angustiosos. Indudablemente Bette hace grande el film con el espectacular cambio físico que nos proporciona a lo largo de la película,y como no por su enorme poder de llenar la pantalla con tan sólo su presencia.





En los años 50 protagonizó una de sus películas mas memorables. Las tablas adquiridas con el paso de los años, le permitieron dar vida al atormentado personaje de “Eva al desnudo”(1950),de una manera portentosa e inigualable. Junto a Anne Baxter , y una principiante Marilyn Monroe ,en este film dirigido por el gran Manquiewicz, demostró todas sus aptitudes interpretativas de forma sublime.



Ya en los años 60 protagonizó títulos muy señalados como “Que fué de Baby Jane” (1962) ,en la que tuvo como compañera a Joan Crawford, acérrimas enemigas en la vida real, pero que supieron trasladar a la pantalla todo su talento.




También destacó poderosamente un film llamado”Canción de cuna para un cadaver”(1964), en el que protagonizó una historia escalofriante, con una impactante atmósfera ,angustiosa y tétrica , en la que volvió a demostrar su inmensa calidad interpretativa. En el mismo año rodó “The Nanny”, en la cual se encargaba de dar vida a una niñera desequilibrada y ya entrada en años, en un inquietante film que te mantiene pegada a la pantalla de principio a fin .






Continuó trabajando en los 70 y los 80 con algún título reconocido como “Muerte en el Nilo”,o “La bruja de mi madre” comedia que protagoniza casi al final de su vida en el año 88.
Rodó en total más de 80 películas, de las que sólo he reflejado una pequeña muestra. Consiguió por su excelente trabajo dos Oscars, y 10 nominaciones ,hecho que sólo fue superado por la también excelente actriz Katharine Hepburn ,que en su caso logró cuatro Oscars y doce nominaciones.
Su vida personal fué tan intensa como la profesional.Se casó en 4 ocasiones, durando el que más de sus matrimonios 10 años.
Logró alargar su carrera casi hasta los 80 años, debido a que su físico nada llamativo le permitia interpretar multitud de papeles diferentes, ya que no se ceñia a ningún estereotipo, y por supuesto ,porque fué para mi gusto la mejor actriz dramática que pisó los estudios de Hollywood.
Miles de actrices la tienen como referencia, y copian su técnica y su gestualidad, pero Bette Davis sólo habrá una.Por muchos años que pasen dudo que se vuelva a repetir un talento tan inmenso como el que tuvo ella.



Su muerte se produjo en Paris el 6 de octubre de 1989.Con ella murieron sus grandes ojos y su enorme capacidad para destacar por encima de otras más bellas,pero nos dejo todas sus inmensas interpretaciones y una enseñanza de vida : el físico no es lo más importante para triunfar en la interpretación . Gracias por enseñarnos que la fortaleza y la seguridad son mucho más importantes, y que con empeño y determinación todo se puede conseguir.Siempre tendrás un lugar en el corazón de los que amamos el buen cine.

No hay comentarios:

Seguidores