lunes, 26 de enero de 2015

25 AÑOS SIN AVA GARDNER




Vine a este mundo a las diez de la noche y, a menudo, pienso que tal vez por eso me convertí en un ave nocturna. Cuando se pone el sol, me siento más despierta. Se necesita talento para vivir de noche y esa es la única habilidad que siempre he estado convencida de poseer

Nunca fui uno de aquellos bebedores silenciosos, que beben día y noche sin parar. Me encantaban las fiestas y trasnochar. Cuando bebía, era sólo por el efecto. Con todas las copas que he tomado, no recuerdo haber disfrutado de ninguna. El único motivo por el que bebía era para superar mi timidez, también sobre el amor dicen que todo lo cura y no es cierto. Si quieres que el matrimonio funcione, necesitas tener algo más en común. Me casé con tres hombres atractivos, de mucho talento, que sabían fascinar a las damas. Supongo que ellos podrían decir lo mismo de mí. Pero teniendo en cuenta que entre mis tres maridos han reunido una colección de veinte esposas, no creo todo fuera culpa mía ".


Nadie podía manejar a Ava. Sinatra, el pobre desgraciado, no tenía ni la más mínima posibilidad, la amaba demasiado. Se mostró demasiado posesivo y ese fue el problema: nadie podía poseer a Ava
















La idea de la muerte ha sido una constante en mi vida. No por miedo a ella, sino por temor a morir sola.

domingo, 11 de enero de 2015

RECUERDO PARA ANITA EKBERG




Anita comenzó su andadura por el séptimo arte con papeles de vampiresa: nadie supo encajar tan exuberante físico, en otro papel que no hubiera sido el anterior citado.
La voluptuosa nórdica, llamó la atención desde el momento en que su delicado pie pisó los estudios de cine. Por aquella época, Anita, era el prototipo de mujer que más agradaba a los hombres: inmensa en sus atributos físicos, fue deseada y convertida, gracias sobre todo a la gran película de Fellini "La Dolce Vita",en icono erótico para numerosas generaciones.
Aunque sueca de nacimiento, Italia la transformó en maggiorata, y lejos de parecer fría o distante, por su condición nórdica, demostró que podía ser igual, o más ardorosa, que cualquier otra fémina nacida en la misma Italia: a fin de cuentas, la apariencia era la misma…. todo lo demás lo aportó Anita con su talento.
Al preguntarle al gran Federico Fellini por ella, éste contestó de la siguiente manera: "Creía que todos los hombres, querían irse a la cama con ella, sólo porque era cierto"



Kerstin Anita Marianne Ekberg, nació un 29 de Septiembre de 1931 en Malmö (Suecia). Anita se hizo famosa casualmente, como tantas otras actrices italianas, gracias a un concurso de misses. Así al presentarse a Miss Suecia, y ganar el concurso, tuvo la oportunidad de participar también en el concurso de Miss Universo, situación que provocó que se hiciera algo conocida por estos mundillos del espectáculo, presentándose su primera oportunidad con la película "Abbot and Costello go to mars "(1953)


Este mismo año ya compartió cartel con figuras como Rock Hudson o Piper Laurie en “La espada de Damasco”(1953).

En 1955 apareció en un musical llamado "Artistas y modelos", junto a actores como Dean Martin, Jerry Lewis, Shirley MacLaine o Dorothy Malone, y el mismo año participó junto a John Wayne y Lauren Bacall , en un film de aventuras que se llamó “Callejón Sangriento” , que por cierto no obtuvo muy buenas críticas.

Con tal increíble currículum en tan poco espacio de tiempo, hubiera podido parecer que su carrera ya había despegado, pero la verdad es que los resultados no fueron los que en un primer momento se barajaron, y su ascendencia hacia la fama parecía estar aún muy lejos.

Así que Anita tras estas participaciones, se tuvo que conformar con pequeñas apariciones en films que no tuvieron la mayor trascendencia. Los publicistas de los estudios, seguros de que su imagen podía ser positivamente potenciada, la lucían en eventos y galas, en compañía de los galanes del momento, por lo que su imponente presencia por lo menos aparecía constantemente en las revistas de la época.


La primera aparición por la que Anita logró una notable dosis de popularidad fue con la película “Guerra Y Paz”(1956), en la que compartió cartel con figuras consagradas como Audrey Hepburn, Henry Fonda o Mel Ferrer.


Tras esta película, y con la llegada de los años 60, también llegaría para Anita, el film que la haría mundialmente conocida : “La Dolce Vita”(1960).

Fellini , no encontraba a la actriz que diera vida a la protagonista de tan mítica cinta, pero el destino quiso que unas fotos de Anita, cayeran casualmente en sus manos. Inmediatamente supo que allí estaba....la tenía ante sus ojos : "La primera vez que vi a Anita en un periódico, fue como si uno de mis dibujos hubiera cobrado vida .No sabía a quien confiar el papel de Sylvia… fue como un presagio, supe que tenía que contratarla para la película. Cuando la conocí personalmente, constaté que no me había equivocado, representaba al personaje más de lo que nunca hubiera imaginado".

De esta manera se pronunció Federico Fellini sobre esta voluptuosa mujer, sin embargo, parece ser que con Mastroiani no surgió la misma química: ambos, Anita y Marcelo, supieron desde un primer momento que la atracción entre ambos era inexistente.

Marcelo esperó que Anita cayera rendida a sus pies, y sin embargo ésta se mostró fria pero correcta.
Mastroiani estaba acostumbrado a que las mujeres lo encontraran tremendamente atractivo. Lo mismo le ocurría a Anita con los hombres: ninguno dio muestras de que este hecho se hubiera producido.

Anita le contó a Fellini que Marcelo le parecía un hombre poco atractivo, y por su parte Marcelo confesó que a él le gustaban las mujeres algo más delgadas. Poco importó que no hubiera compenetración fuera de las pantallas: en todas las imágenes que aparecen los dos dentro de la película, irradian sensualidad, y lo que es más curioso una gran química.

A partir de su incursión en el cine italiano, la vida de Anita siempre estuvo vinculada a Italia, donde por cierto fijó su residencia.







Anita paso a la posteridad del cine, con la escena de su breve baño en La Fontana de Trevi, Fellini demostró ser uno de los mejores directores que diera el cine italiano, y Mastroiani ofreció una magnífica actuación, construyendo un personaje creíble, y atormentado por su gran vacío interior.

En el año 1962 fue dirigida de nuevo por Fellini , en uno de los capítulos que compusieron el film “Boccaccio 70″.  Esta película reunió a cuatro grandes directores como Fellini, Monicelli, Visconti y Vittorio de Sica.
También reunió a cuatro estupendas actrices como Anita, Sofía Loren, Marisa Solinas, y la bellísima Romy Schneider. En este film Anita dio vida a la fantasía erótica de un hombre, convirtiéndose en una gigantesca y sensual mujer.Nuevamente, como en la “La Dolce Vita”, Anita apareció exageradamente sexual.


Un año después volvió a tierras americanas para rodar con Robert Aldrich, un western llamado”Cuatro tios de Texas”(1963). La película no pasó de ser la típica comedia con un bueno (Dean Martin), un malo (Frank Sinatra), y algunas chicas escotadísimas e insinuantes, entre las que se encontraban Anita Ekberg, y una espectacular Ursula Andress, que por lo menos mostraron sus encantos, para goce exclusivo del público masculino, y porque no incluso femenino.



En el año 1965, rodó junto a Tony Randall una comedia de intriga llamada "Detective con rubia", basada en una novela de Agatha Christie, que sin ser ninguna maravilla, por lo menos resultó entretenida y divertida.

Dos años después compartiría cartel con Dana Andrews, en una cinta de acción que se llamó “El Cobra”(1967).
Vittorio de Sica la llevaría a trabajar de nuevo junto a Shirley Mac Laine, en una producción llamada “Siete veces mujer” (1967). Muchas fueron las críticas negativas que se vertieron hacia la figura de este fantástico director, pues llegaron a considerar el film como uno de de los más flojos de su carrera, pero lo cierto es que por lo menos nos mostró a la hermana mayor de Warren Beatty (Shirley MacLaine), en una interpretación magnífica , mediante la cual nos ofreció una estupenda variedad de registros.

En el año 1969, trabajó en un film de terror que llevaba la firma de un director español llamado Amando de Ossorio, y cuyo título fue”Malenka”. En esta película Anita apareció rodeada de bellas vampiresas, que por cierto no eclipsaron lo más mínimo su ya madura belleza, pues al rodar ésta cinta ya contaba con 38 años a sus espaldas.



Fue en este mismo año, cuando de nuevo trabajó con otro director español, José María Elorrieta,en una película llamada “Un sudario a la medida” (1969), en la que también participó uno de los mejores actores con que ha contado el mundo del cine español: Fernando Rey.

En los años setenta, volvió de la mano de Federico Fellini a protagonizar un documental, pensado para homenajear al mundo circense incidiendo concretamente en el desprestigiado mundo de los payasos, que se llamó “Los Clowns”, y que obtuvo excelentes críticas , siendo muy aclamado por su ingenio y su mensaje.




Bastantes años después, concretamente en el año 1987, Fellini volvería a unir a Mastroiani y a Anita en una película llamada “Entrevista”, que según algunos entendidos fue como el testamento en vida de tan reconocido director, logrando de nuevo que se viera confirmado su gran talento. En esta obra aparecieron ya todos más viejos: el esplendor de la carne hacía años que había abandonado a Anita, pero Fellini la rescató del olvido.


Aparte de sus trabajos cinematográficos, Anita fue portada en varios números de la revista Play-Boy, mostrando sugerentemente los encantos, que tan famosa la habían hecho.



La vida sentimental de esta hermosa mujer, no fue precisamente un camino de rosas. En una entrevista recientemente publicada en la que hacia balance de su vida amorosa, llegó a la conclusión de que después de todo lo vivido, se queda con….sus perros.

Su primer marido fue Anthony Steel un boxeador retirado y metido a actor, que cuando bebía se volvía violento, y que llegó a pegarle algún que otro golpe; Anita se lo dejó un año después de haberse casado.

Muchos desengaños y muchas traiciones la llevaron a pensar de esta manera.

Su segundo marido, un tal Rick Von Nutter, le anunció el divorcio al mismo tiempo que le vaciaba sus cuentas bancarias, y le robaba objetos y joyas de estimable valor. Muchos de sus amantes como Tyrone Power, Frank Sinatra o Victor Mature no hicieron sino producirle situaciones dolorosas.

Ella hoy en día achaca todas estas decepciones a su increíble estupidez. Solamente le queda un buen recuerdo de un empresario italiano llamado Gianni Agnelli, con el que mantuvo una relación, a pesar de que él estaba casado. Anita lo recuerda como :"un hombre maravilloso, un italiano de los que ya no quedan...inteligente, irónico,activo. Ella cuenta haberlo conocido antes de rodar “La dolce Vita”, y haber mantenido el romance a lo largo de varios años. Según sus palabras: "El único amor de mi Dolce vita"

Descanse en paz Anita que falleció el 11 de Enero del año 2015.


martes, 6 de enero de 2015

JOAN CRAWFORD




Joan Crawford y su rostro tan particular: ese semblante inconfundible, de rasgos acusados y muy expresivos.

"La cara es el espejo del alma y los ojos expresan los secretos del corazón"... su rostro fue el cristal de su alma y de su conciencia.

No me la puedo imaginar cara a cara sosteniendo su mirada: esa mirada penetrante, fría y de mujer de mundo acostumbrada a dominar.



Nació el 23 de Marzo de 1904 en San Antonio (Texas).

Hija de padres separados, vivió en varios estados hasta que ya siendo más adulta se asentó en Hollywood.

En realidad la posibilidad de ir a Hollywood, surgió gracias a que fue ganadora de  un concurso de charlestón ya que el premio era integrarse como bailarina en la Metro Golden Mayer. Fue escalando de categoría con una rapidez sólo propia de aquella persona que tiene las ideas claras, y a mediados de los años 20, debutó con "Lady of de Night"(1925), pero su popularidad se hizo más patente al compartir película con el gran Lon Chaney en "Garras Humanas" , después de este éxito apareció en "Vírgenes modernas" (1928) que también le aportó su buena dosis de celebridad.



Durante los años 30 fue la estrella más popular de la Metro. Tenía tanto poder, que se la rifaban para que acudiera a las estupendas fiestas que organizaban los magnates de Hollywood. Era una mujer misteriosa que atraía tanto a hombres como a mujeres, y de la que se contaban historias rocambolescas que hacían volar la imaginación , ya de por sí algo depravada, de algunos de los poderosos del cine,

Pero también le acompañaba  una fama de tirana y de mujer maniática e irascible. Los  directores acababan hartos de ella, y los actores que compartieron trabajo con la Diva llegaron a odiarla.



Paralelamente a su trayectoria profesional, se fue gestando una leyenda un tanto oscura sobre su figura. 

Cuánto puede haber de cierto o falso en toda esta rumorología, nunca lo sabremos, pues ella no está aquí para rebatirlo, pero lo que sí es cierto es que fue una mujer difícil, porque incluso, como comentaré más adelante, su propia hija escribió hace unos años un libro en la que la retrataba como una mujer obsesiva e histérica, y que fue llevado al cine con el título de "Mamita querida", interpretado brillantemente por Faye Dunaway



Respecto a su trabajo en el cine fue intachable: grandes películas, igual de grandes que sus magníficas interpretaciones y su extraordinario carisma.

En los años 30 protagonizó títulos inolvidables como "Amor en venta" (1931) junto a Clark Gable, o  "Grand Hotel"  (1932), en la que compartió protagonismo con actores de gran renombre como Greta Garbo, John Barrymore o  Lyonel Barrymore entre otros. 

Ni que decir que el duelo entre estas dos diosas del cine en "Grand Hotel" ya fue por sí mismo un buen gancho publicitario. ¿Quién resultaría vencedora en este desafío? Lo cierto es que muchos fueron los que encontraron a Joan pletórica y abrumadora en su actuación, mientras que Greta parecía quedar algo eclipsada ante el magnetismo animal de Crawfrod.




En los años 40 cambió de estudio de cine, y con  la Warner consiguió si cabe más categoría. Maravillosas interpretaciones en inolvidables películas como "Un rostro de mujer" (1941), melodrama éste firmado por George Cukor, y que  dos años antes ya había sido llevado al cine con Ingrid Bergman como protagonista. 

"Alma en suplicio" (1945), por la que recibió el Oscar a la mejor actriz dando vida a la madre sacrificada que fue Mildred Pierce. "Amor que mata”(1947), un film angustioso y perturbador en el que Joan escenificó los desvaríos y el tormento de una mujer de mente alienada, y que le valió una nominación a los Oscars, o ya finalizando la década "Flamingo Road", interesante melodrama firmado por Michael Curtiz.


Crawford abandonó la Warner en 1950, y consiguió a partir de entonces sus mayores éxitos comerciales como con "Miedo Súbito"(1952) , "Johnny Guitar" (1954) "La abeja reina" (1955) o "Hojas de Otoño" (1956) entre otras.


Los años sesenta, le trajeron éxitos inolvidables entre los que destacó sin duda ¿Qué fue de Baby Jean? (1962), pero cierto es que también son sobresalientes otros títulos, no tan conocidos, pero en los que igualmente dio buena cuenta de su talento como en  "El caso de Lucy Harbin" (1964), u otros en los que aunque sin ser protagonista, aportaba un toque de distinción y clase como fue el caso del film "Jugando con la muerte" (1965)



A partir de los años 70 se retiró del cine dedicándose a otros menesteres como La Cienciología, y a sus hijos que fueron todos adoptados. La mayor de ellos, Christina, escribió un libro sobre la tormentosa relación que vivió con la actriz, y que dejó a la Diva muy mal parada frente al público. Aquí os dejo un fantástico artículo en el podéis conocer más de la historia entre ellas. http://www.elmundo.es/suplementos/magazine/2008/459/1215793111.html

El libro escrito por su hija se adaptó al cine con el nombre de "Mami querida", en la que Faye Dunaway encarnó admirablemente a Joan Crawford.


Hoy en día será imposible conocer la verdad sobre esta relación,  pero lo que sí es verdad es que al fallecer Crawford dejó solamente 155.000 dólares de su millonaria herencia a sus hijos y a repartir entre todos.


Murió en Nueva York con 73 años de un cáncer de páncreas. Con ella murió la esencia de una verdadera estrella del cine...de una auténtica Diva: su carisma, su elegancia y su gran talento, le proporcionaron hasta el final de sus días este título, por otra parte, tan difícil de mantener. Ella nunca perdió ese misterioso halo que la envolvió en todos los trabajos que realizó para el cine. 

Su legado es universal: todos y cada uno de nosotros podremos disfrutar de su gran capacidad artística por muchos años que pasen.

lunes, 8 de diciembre de 2014

EL BURLESQUE




Una vida alegre, colorida, repleta de música, lentejuelas, abanicos de plumas, y ese frufrú delicioso proveniente del roce de prendas que se adivinan tentadoras.

Situaciones cómicas, diálogos incisivos, mujeres hermosas y buenas melodías que nos transportan a un Universo particular en el que los problemas no existen, aunque tan sólo sea durante el tiempo que dura la función, y en el que desearías permanecer de manera perpetua.

Una manera explosiva, colorida, particular y divertida de ver la vida: El Burlesque





Cuentan que el Burlesque nació de la unión del Music Hall y del Vodevil, aunque lo cierto es que leyendo a Zola, escritor del que soy gran admiradora, comprobé que a finales del siglo XIX, algo muy parecido al Burlesque ya se ofrecía en los diferentes teatros de la por entonces capital del mundo, que no era otra que la del eterno París.

Aquella Nana, subida al escenario, hermosísima, profiriendo sonidos ininteligibles, debido a su poca capacidad para el canto, y casi practicando sacrilegio encarnando a la Diosa Venus, pero que, insólitamente, dejaba prendado al público con su belleza, su picardía y su gran desparpajo.

Ese ambiente frívolo, desenfadado y exento de rigurosas normas encandilaba al público.



El Burlesque  surgió en la época victoriana en contrapunto al teatro clásico. De hecho en sus primeros años no era más que un espectáculo que parodiaba este tipo de obras teatrales, pero con el transcurso de los años su burla se dirigió también hacia otros elementos de la sociedad como la aristocracia, los ricos industriales o las costumbres sociales.


Puede causar confusión este tipo de espectáculo con el Vaudeville, pero la diferencia principal se encontraba en que en el Burlesque todo era más exagerado: desde el erotismo de las chicas, que aparecían semidesnudas, hasta el vocabulario utilizado que llegaba a rozar la vulgaridad

En la América de los años veinte causo furor entre el proletariado masculino, que se identificaba plenamente con este tipo de show repleto de muchachas hermosas, y léxico sencillo.

De hecho muchas compañías de Vaudeville, vieron peligrar su futuro, incluso algunas llegaron a cerrar sus puertas, debido a la gran acogida que tuvo El Burlesque en tierras americanas.



Vera Zorina


Más el burlesque no era visto con buenos ojos por todos, y su gradual éxito provocó que la prensa, que era de todo menos independiente, arremetiera implacablemente contra el espectáculo al que tildaban poco menos que de herejía.

Mae West dio precisamente con sus huesos en la cárcel por estrenar una obra en Broadway, cuyo explícito nombre hablaba por sí mismo: "Sex"



El final de la década de los años veinte vino acompañada de la censura más férrea, por lo que el espectáculo, que poco a poco y debido a su éxito había ido crescendo en cuanto a provocación, fue el más perjudicado  por estas leyes.

Fueron cerrando aquellos locales que albergaron tantos buenos momentos, y el burlesque se fue dispersando en pequeños recintos que parecieron volver al Music Hall. Sin embargo otros tantos empresarios, decidieron apostar fuerte incluyendo en sus espectáculos el stiptrease. Era una apuesta arriesgada, ya que podían acabar literalmente con sus huesos en la cárcel, así que para curarse en salud decidieron esconder las partes más eróticas del cuerpo femenino mediante el tanga, y las famosas borlas pezoneras (pasties) elemento este último, que fue la clave del éxito para algunas chicas de burlesque cuyos movimientos de pecho hacían bizquear a más de uno.



Jenie Lee en acción.



Blaze Starr en unos de sus espectáculos.

Por cierto, Starr fue muy conocida por su relación con el gobernador de Lousiana. Esta relación fue llevada al cine con Lolita Davidovich y Paul Newman como protagonistas.

Lolita Davidovich

Muchas chicas viendo la gran popularidad que este tipo de representación les procuraba, decidieron crear sus propios shows, y algunas pasaron a convertirse en verdaderas estrellas del Burlesque.

Las anterior citadas junto a Dixie Evans ( conocida como la Marilyn del Burlesque, por su gran parecido físico) Temptest  Storm , Gypsy Rose Lee, Kelly Fletcher o Margie Hart, tan sólo fueron algunos de los nombres que hicieron historia en el arte del Burlesque.

Dixie Evans




Gypsy Rose Lee

La vida de Gypsy Rose Lee, fue llevada a la gran pantalla con el título de " La reina del Vaudeville" . Dirigida por Mervyn LeRoy, y protagonizada por una Natalie Wood divina y adorable.



Los años cuarenta, cincuenta y hasta mediados de los sesenta fueron los más prolíficos para estas funciones , sin embargo los tiempos que se avecinaban eran malos para estas pícaras señoritas, que vieron como el público prefería entonces otros entretenimientos, más cursis si cabe, como el cine lacrimógeno o funciones teatrales románticas y sentimentales.

También se aproximaba a pasos agigantados la liberación sexual, y el cuerpo femenino desnudo pasó a mostrarse sin reparos, por lo que la magia y los preámbulos magnificentes del Burlesque pasaron a considerarse demodé.


Margie Hart



En los años noventa y gracias a la iniciativa de Jenie Lee, que durante muchos años fue recogiendo objetos y fotografías asociados a este tipo de representaciones, se creó un museo que llamó la atención de una nueva generación, que vio en estas funciones un modo de vida, y unas nuevas musas a las que idolatrar. Bettie Page, fue elevada a objeto de culto, y comenzó a ser imitada por numerosas jóvenes que veían en ella un referente de sensualidad.



Es lo que hoy en día se conoce como Neo -Burlesque , en el que las figuras más representativas son Dita Von Teese, o Dirty Martini entre otras.

Este ha sido un pequeño recorrido por una época en la que el cuerpo de la mujer era reclamo para numerosos espectáculos. Lo cierto es que este hecho no le resta valor a estas mujeres arriesgadas y adelantadas a un tiempo en el que, aún con todos los inconvenientes del puritanismo de la sociedad, lograron un gran éxito y una gran popularidad.