lunes, 12 de noviembre de 2012

EL LADO MÁS OSCURO DE LA ÉPOCA DORADA DE HOLLYWOOD




Hollywood..... la fabrica de los sueños, la Meca del cine, el paraíso con el que cualquier actor soñaría.... pero.. ¿ conocemos las verdaderas entrañas de esta perfecta, por lo menos en su apariencia,maquinaria Hollywoodiense?

Simplemente su nombre nos traslada a un Universo de estrellas inalcanzables, que nos embrujan con sus maravillosos personajes, y una manera de vivir que quizá muchas veces llegamos a envidiar y desear.

Pero todo tiene un pasado ,y el pasado del cine vino acunado por el inicio del siglo XX , y casi casi de la mano de la Primera guerra Mundial.Con su nacimiento surgieron cientos de artistas, artistas que, mayoritariamente,venían de la miseria más absoluta. Tal vez fuera esta situación personal la que un tiempo después los condujo a protagonizar, esta vez en la vida real, escenas casi indescriptibles debido a su gran dureza.

Cientos de cineastas vieron en este distrito de la ciudad  de los Angeles ,un lugar perfecto donde asentarse, sobre todo por su clima templado y luminoso, y porque al estar cerca de la frontera, si se veían envueltos en algún que otro "problema"la escapada sería más accesible. Decidieron entonces instalar allí sus estudios, y repentinamente se comenzó a hablar de esta ciudad a nivel mundial. Hollywood pasó rápidamente la niñez, y se convirtió en un precoz  adolescente al que atraían los más pecaminosos deseos;  de esto dieron buena muestra productores, directores y cientos, miles de muchachas , que deseosas de fama y dinero, con mucha belleza, y en la mayoría de casos poco talento , se trasladaban a esa pequeña y atrayente localidad; la mayoría no conocerían más que el desengaño, y acabarían trabajando en burdeles, avejentadas y hundidas por la depravación que las rodeaba.


Sin embargo hubo afortunadas-os, que se enriquecieron de la noche a la mañana, y se convirtieron en seres idolatrados, y en consecuencia caprichosos, egocéntricos, despilfarradores y de dudosa moral.


La prensa tampoco pudo resistirse a la atrayente vida que se desenvolvía casi en exclusiva en este pintoresco lugar, y dio buena cuenta de las fiestas principescas y bacanales que se sucedían diariamente, asignándole un curioso nombre a la ciudad :"La nueva Babilonia".


Cientos de rumores , que no hicieron sino potenciar la atracción de este lugar, comenzaron a surgir. ¿Era cierto que Lombard o Swanson claudicaron a practicar el llamado "sistema horizontal", para lograr convertirse en estrellas?¿Era el director de cine Griffith un ser perverso y depravado que corrompía a jovencitas que ni siquiera habían llegado a la pubertad?¿Fue el suicidio de Olive Thomas,por entonces recien casada con Jack Pickford, hermano de la poderosa Mary Pickford consecuencia de su adicción a las drogas, o de un desengaño amoroso?









Ídolos con pies de barro, que accedían a las más 
abyectas insinuaciones tan sólo por estar rodeados de lujo y poder.
Pero a fin de cuentas al mundo del espectáculo siempre lo habían perseguido estas habladurías, que por otra parte fascinaban a la más alta burguesía de la época.
Públicamente el pecado tomaba forma en las artistas de la época, que se presentaban tentadoras e inalcanzables; Theda Bara fue lanzada al estrellato como una mujer proveniente de tierras lejanas, misteriosa, exótica.....su estética gótica provocaba pensamientos lujuriosos en el sexo masculino.Abajo Theda Bara en "Madame du Barry".





Para complacer todos los gustos de los caballeros, también inventaron un prototipo de mujer cándida y de erotismo casi virginal, actrices como Mary Pickford , o Marion Davis, interpretaron este papel con gran esmero.




Las señoras también tenían su distracción con actores como Rodolfo Valentino por el cual suspiraban de deseo.




De puertas para afuera la imágen de la más poderosa industria cinematográfica del mundo, era intachable, ya que la finalidad de estos mitos no era otra que la de atraer con su presencia el interés de un público ávido de sueños; sin embargo los "chismes" sobre la vida privada de los intérpretes, que intentaban ocultar por todos los medios sus correrías, cada vez eran más cercanos a la plebe.

Por ejemplo se hablaba del despilfarro, en una época en que las familias no tenían ni prácticamente para comer, de Gloria Swanson que se paseaba en un Lancia forrado de piel de leopardo, la bañera de Onix negro de la que disfrutaba Bárbara La Marr, por cierto fallecida por una masiva dosis de opio,o la mansión ,obsequiada por un magnate, de más de noventa habitaciones de la que gozaba Marion Davis. Pero estos dimes y diretes, se quedaron en simples extravagancias comparados con otro tipo de hechos que sucedieron al mismo tiempo dentro de la industria.
Abajo Bárbara La Marr.





Fue el cómico Fatty "Roscoe" Arbuckle ,el que protagonizó el escándalo más sonado de toda la década; en una fiesta organizada por él mismo para celebrar la continuación de su contrato ,una actriz en ciernes ,casi una muchachita recién salida de la pubertad, llamada Virginia Rappe murió debido a los retorcidos excesos sexuales de los que hacia gala el orondo Fatty, que gozaba penetrando con diversos objetos la vagina de estas pobres soñadoras;la desafortunada Virginia, drogada e intoxicada de alcohol, jamás volvió a ver la luz del día.




Fue condenado por homicidio, pero tras dos veces en el que el jurado quedó empatado con el veredicto ,salió en libertad sin cargos;de todas maneras la vida le pasó igualmente factura, ya que fue retirado de la industria y el que fuera una de las estrellas más productivas de la Paramount, murió alcoholizado y en la miseria unos años después.

Precisamente mientras se celebraba el juicio de Fatty, se produjo otro hecho, que comenzó a poner en alerta a una sociedad escandalizada con tanta inmoralidad; el director William Desmond Taylor, uno de los más populares de la época, fue encontrado en su mansión asesinado de un tiro en el corazón; a partir de las investigaciones realizadas para aclarar su muerte, se filtraron a la prensa nombres de actrices como Mabel Normand y Mary Miles , que según parecía mantenían al mismo tiempo una relación amorosa con él. Curiosamente no llegó a aclarase el asesinato, pero casi cuarenta años después apareció un tercer personaje, al que nadie relacionaba con el director,y en su lecho de muerte confesó el asesinato: se trataba de la actriz Ella Margaret Gibson.





Una cosa eran las excentricidades de estos privilegiados artistas ,y otra cosa muy distinta la depravación de la que algunos daban muestra, así que ante tales hechos asociaciones de ama de casa, ligas de la decencia, y demás sociedades de esta índole comenzaron a remover las conciencias de la sociedad de la época.

Abajo Swanson , Chaplin y Marion Davis.




En este momento los magnates del cine vieron peligrar su fortuna, ya que el público no perdonaría tanta indecencia, y así fue como crearon una nueva imágen pública: no dejarían pasar ni un sólo hecho que perjudicara a la industria, y así fue como nació el código Hays ,del que por cierto hablaremos otro día.

Podemos llegar a pensar que tras la implantación de esta forma de censura, las cosas volvieron a la normalidad, pero nada más lejos de la realidad: tras la creación del código Hays se sucedieron asesinatos y suicidios de igual manera, pero eso ya es otra historia, que intentaremos desentrañar más adelante.
En este caso  aquél refrán de "No es oro todo lo que reluce", nos viene muy bien para definir lo que fue durante varias décadas, la trastienda del cine; aunque para ser justos debemos reconocer las grandes obras, y el inmenso talento que se derrochó en esta época que,como todas, tuvo sus luces y sus sombras.
Abajo una imagen de Rodolfo Valentino en la película "Camille", junto, entre otros, la polifacética actriz, guionista y productora Alla Nazimova.








16 comentarios:

Manderly dijo...

En parte creo que todo está relacionado con ese poder y esa fama mundial. La gente del cine tenía direro y eran admirados por el público. Esto era algo novedoso y por eso se creían los reyes del mundo. No me extraña nada todas esas excentricidades!!
Desconocá la historia y la persona de Fatty.
Saludos.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Manderly! Ya se sabe: poder y fama, igual a corrupción sobre todo moral. No creo que haya en el mundo nadie que aguante tanto elogio, ni tanto dinero y conserve intactos los valores.En fin ya se sabe que la trastienda del cine es mucho peor de lo que llegamos a imaginar, aunque parece que hoy en día los actores están algo más en contacto con la gente "corriente", por lo que no se endiosan tanto.Saludos.

Kela dijo...

Hola guapa, qué interesante post. Me ha gustado mucho leerlo. Desconocía los orígenes tan truculentos y oscuros de Hollywood. Aunque sí sabía que había crecido muy rápido, de ser un pueblucho humilde a lo que es ahora... lujo 100%. Me ha impactado la historia del asesinato del director William Desmond Taylor, qué cosas...

Un besote!

SqSmaravillosa dijo...

Hola Kela! Muchas gracias por tu comentario. Estoy muy contenta de que te haya interesado leerlo. Son historias impactantes y truculentas, que parecen sacadas propiamente de una película de misterio nunca mejor dicho.Y lo que nos queda por contar amiga Kela. Un beso

deWitt dijo...

Supongo que conocerás los libros "Hollywood Babilonia", dos volúmenes llenos de sucesos, crónicas escabrosas y otras "curiosidades", por llamarlas de alguna manera. En cualquier caso, tu crónica es digna de sus páginas.

Cuando los leí, una de las cosas que me llamó más la atención fue la historia de Fatty...¡tremenda! Aunque, más allá de la veracidad, creo que la prensa se ensañó con él. Una curiosidad: Fatty lo perdió practicamente todo, incluidos sus amigos. Sólo hubo una persona que se mantuvo fiel y leal hasta el final: Buster Keaton.

Gran post!!

Biquiños

SqSmaravillosa dijo...

Hola deWitt! Sí,conozco los libros que mencionas ya que he leído algún que otro artículo sobre ellos ; precisamente al leer estos artículos surgió la idea de escribir este post; de ellos he extraído algunas ideas pero claro, contadas a mi manera,con un lenguaje más de andar por casa jajaja.¿Sabes? voy a ver si en la librería Metrópolis les queda algún libro de estos que mencionas porque también venden de segunda mano a muy bien precio.
Supongo que la prensa vio en el caso de este actor un bocado apetecible, que le reportaría muchas portadas, y muchos lectores, ya se sabe que a la gente nos atraen mucho todos estos sucesos morbosos: eso si que no ha cambiado, aunque hayan pasado los años.No sabía que Buster Keaton, estuvo con él hasta el final; tal vez por compasión, o porque sabía que lo sucedido allí esa noche se debió más a un exceso de alcohol y drogas,que a la propia voluntad de matar. He leído que en realidad fue otra de las chicas que estaban allí la que implicó al cómico en la muerte de Rappe.En fin...una terrible historia, de las muchas, que desgraciadamente, podemos escuchar casi a diario.Gracias de Witt por tu amabilidad. Besos.

abril en paris dijo...

Ojiplática me quedas querida. Tambien he visto un documental que nos muestra el comienzo de Hollywood y que mucho antes del glamour o detrás de él, habia mucha "merde" que dirian los franceses.
No me extraña que se escandalizasen las señoras de La liga de la decencia, por muy puritanas y exageradas que fuesen se comprende que no quisieran que sus hijas se acercasen ni de lejos a ese mundillo.
Tambien dicen que a las actrices la profesión les daba una libertad que no tenian las mujeres comunes de la épòca, aunque los años 20 en general fueron locos locos y salvajes. Hollywood no iba a ser menos. No me extraña que la comparasen con Babilonia.
Luego vino lo contrario, la censura donde todo era "pecado"

Es una historia fascinante, Maravilosa. No me canso de indagar y de leerte.
Un post muy bien documentado.

Un beso :-)

SqSmaravillosa dijo...

Hola Abril! ¿Quién no se hubiese escandalizado ante semejantes hechos? Yo desde luego, como tu bien dices,a mi hija no la hubiese dejado ni asomarse por allí. Había tanta miseria, y de repente se encontraron con un mundo lleno de poder, glamour, vicio, dinero, que al que más o al que menos se le fue la cabeza.
Desde luego las mujeres que actuaban en el cine eran unas verdaderas privilegiadas, tanto económicamente como en lo referente a la libertad, comparadas con las mujeres de a pie, a las que el marido sometía y que no tenían ni voz ni voto. Aquí parece que era al contrario pues de tanto poder, se volvieron caprichosas e incluso algo maniáticas si no veían su deseo conseguido.De todas maneras esa época de los años veinte debió ser maravillosa, un secreto: me hubiera gustado vivirla. Besos querida Abril y como siempre un placer verte por aquí.

miquel zueras dijo...

Muy interesante este post, SqS.La viperina Bette Davis solía comentar que las entrevistas de Joan Crawford en los despachos de los productores terminaban siempre en el sofá. Precisamente he leído hace poco que hay mucho turista morboso dispuesto a pagar los 1.200 dólares que cuesta una noche en la habitación 1219 del hotel Saint Francis de San Francisco, donde Fatty cometió el crimen que terminó con su carrera. Besos, SqS. bORGO.

V dijo...

Excelente repaso. Es verdad que junto al oropel de las estrrellas llegó mucha mafia y negocios oscuros a esas colinas. Y asuntos pasionales. Lo que no termino nunca de tener claro es cuanto hay de realidad, que la hubo, y cuanto de leyenda y mito.
Desde luego de eso se nutrían Louella Parsons y compañía. Y no todo eran invenciones. Excelente reportaje, y como siempre fotos sublimes. Me encanta esa de Chaplin tan bien acompañado. Saludos.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! Ambas , Crawford y Bette , se despretigiaban mutuamente con comentarios de este tipo. Se odiaban a muerte, tal vez debido a que Bette pilló a Crawford en actitud "indecorosa" junto a William Wyler, que por entonces era el amor de su vida; me parece horroroso que haya gente que pague por esa habitación; por un momento me ha recordado a la adaptación de un relato de King "Habitación 1408", que hicieron para el cine. Besos querido Borgo

SqSmaravillosa dijo...

Hola V! Desde luego que siempre tienden a engrosarse este tipo de hechos o rumores , pero lo cierto que hay mucha realidad en el fondo de la cuestión. Hay que tener en cuenta que muchas de estas personas tenían un pasado de pobreza y miseria a sus espaldas, y que quizás verse rodeados de lujo, dinero y por lo tanto accesibilidad a cualquier tipo de deseo a algunos de ellos se le fue de las manos. Por cierto ya que mencionas a Chaplin, parece ser que él fue uno de los que pese a su pasado de auténtica miseria, no tenía ni siquiera hogar, supo conservar su honradez y su dignidad, aunque muchos quisieran destruirlo, creando fábulas sobre su persona.Tengo una anecdota sobre Louella Parsons, que ya contaré en un próximo post, que de ser cierta demostraría que el dinero puede comprar el silencio de cualquier persona..hasta de la temida Louella . Un abrazo

Roy Bean dijo...

Bonito post, Sqs, al igual que las fotos seleccionadas. A mi también me atraen mucho los "intríngulis" del Hollywood, o pre Hollywood... me fascina Edna Hopper.

Saludos
Roy

SqSmaravillosa dijo...

Gracias querido Roy! A mi en realidad me hubiese gustado vivir esos años locos, con el riesgo que eso suponía, porque viendo el panorama ¡Glups!; Si en mi anterior vida fui una "flapper", por lo menos espero que mi muerte fuera algo más natural de las que he detallado en mi post. Besos

León dijo...

Buena entrada. Me imagino que ya los conoceras, pero si no es así no dejes de echarle un vistazo a los libros Hollywood Babilonia I y II de Kenneth Anger. Te encataran. Saludos

SqSmaravillosa dijo...

Hola Leon ! He oído hablar de ellos, pero no los he leído. Espero conseguirlos pronto. Gracias por tu visita, me paso por tu blog. Abrazos!

Seguidores