lunes, 9 de mayo de 2011

JANET LEIGH


Janet, jamás hubiera imaginado que su inmortalidad en el cine vendría de la mano de una de sus actuaciones más breves;  aproximadamente cuarenta minutos después del comienzo de la cinta que más éxito le reportaría de toda su carrera, el personaje que interpretaba era asesinado. Estoy hablando por supuesto de “Psicosis”(1960) , en donde bastó sólo una secuencia, para que Jean pasara a formar parte de la eternidad del cine. La mítica escena de la ducha, donde muere apuñalada a manos del psicópata Norman Bates, logró hacer de la actriz una persona muy reconocida, tanto, que incluso se le llegó a asignar el título de “la mujer del grito”. Y es que… ¿Quién no recuerda su cara de horror, al descubrir tras la cortina una sombra acechante? ¿Alguien ha podido olvidar sus angustiosos y aterradores alaridos? Hasta ese momento había protagonizado títulos importantes y algunos de ellos inolvidables, pero fue éste, el papel de Marion Crane ,el que sin duda le aportó el mayor reconocimiento por parte del público y la crítica, y  también la mayor popularidad.

Aunque a ella no parecia molestarle mucho que su recuerdo estuviera asociado permanentemente a ésta aterradora imágen, lo correcto sería destacar que sus interpretaciones fueron mucho más importantes, de lo que en un principio se podría suponer, y que marcó con su belleza, con su estilo, con su fuerte personalidad y su gran talento, toda una época del cine.

 

Janet nació un 6 de Julio de 1927 en California,y aunque su infancia fue algo inestable, debido a que por causas de trabajo sus padres se mudaban de ciudad con frecuencia, ella siempre brilló notablemente en los estudios, ya que logró acabar con éxito las carreras de música y psicología. Fue mientras estudiaba en la Universidad, cuando captó la atención de la actriz Norma Shearer, que la recomendó a un famoso representante de estrellas.

Aunque nunca había pensado encaminar sus pasos hacia el mundo del espectáculo, le picó la curiosidad y poco tiempo después ya formaba parte de la MGM. Así en el año 1948 apareció en “Acto de violencia”, una notable cinta de cine negro, donde trabajó al lado de figuras como Van Heflin o Robert Ryan. Aunque ese mismo año rodaría  otras dos películas , éstas pasaron algo desapercibidas, pero es justo reconocer que en “Las colinas de mi tierra”, deslumbró con su naturalidad y belleza, en el papel de chica rural algo ingenua. Su reconocimiento en el cine comenzaría con un precioso drama llamado “Mujercitas” (1949). En ella compartió cartel con las mejores actrices de la época; Liz Taylor, Mary Astor, June Allyson o Margaret O’Brian fueron algunas de ellas, y el resultado final fue una entretenida y deliciosa película, con un encanto especial que hoy en día, sigue conmoviendo de igual manera. Aquí es España se convirtió en una película tipicamente navideña, y año tras año la emitian en televisión para deleite de las personas, a las que les gusta el entrañable ambiente de estas fechas; poco a poco se ha ido perdiendo toda esta magia, pero siempre nos quedará la oportunidad de disfrutar con: “Qué bello es vivir”, que aún sigue siendo todo un clásico de la Navidad.


El mismo año protagonizó una comedia romántica, cuya temática estaba relacionada también con la Navidad, y que se llamó “Holiday Affair” (1949), y en la cual compartió créditos con un inolvidable Robert Mitchum.



Con “La Dinastia de los Forsyte” (1949), apareció de nuevo en un drama en compañia de excelentes actores como Errol Flyn, Greer Garson o Robert Young entre otros. Fue con la película “Scaramouche”(1952), cuando de nuevo destacó por su belleza y su calidad artística. El film se convirtió en uno de los más representativos de espadachines, y conformó una obra entretenida en la cual se entremezclaron la aventura, el drama y el romance de manera muy acertada;Eleanor Parker, Steward Granger o Mel Ferrer fueron algunos de sus compañeros de rodaje.

Su siguiente proyecto fue el western “Colorado Jim” (1953), donde pudo demostrar que no había género que se le resistiera. En esta cinta compartió cartel con inolvidables figuras como James Stewart o Robert Ryan, y aunque su papel no fue muy relevante, lo cierto es que trabajar con Stewart, uno de los mejores actores que dió el cine clásico, fue para ella todo un privilegio.

En “El gran Houdini”(1953), compartió cartel con Tony Curtis, y aunque la obra no destacó por su calidad , tuvo una buena acogida entre el público ; por otra parte le dió la oportunidad de lucir la gran química que tenía con Curtis, que por  entonces era ya su marido.

Un año después apareció junto a James Mason en una estupenda producción de aventuras medievales llamada “El prícipe valiente”(1954). Este año  fue muy prolífico en su carrera, ya que apareció en diferentes títulos y todos de destacable calidad como “Prisionero de su traición”, un drama compartido con Robert Taylor, “Coraza negra” donde de nuevo trabajó con Tony Curtis o “Viviendo su vida”, una  comedia en la que se lució junto al estupendo tandem formado por Dean Martin y Jerry Lewis.


En el año 1955 destacó su participación en un entretenido musical llamado “Mi hermana Elena” , junto a Jack Lemmon y Bob Fosse. Un año después y en la película  “Safari”, vivió aventuras africanas junto a un apolineo Victor Mature.


En el año 1958 aportó belleza y dulzura, a una de las mejores películas de aventuras que se rodara jamás: “Los vikingos”. Esta estimable produccion en la que compartió rodaje con Tony Curtis y Kirk Douglas, ha pasado a estar considerada como uno de los mejores clásicos de este tipo de género , destacando la secuencia en que Douglas y Curtis se enzarzan con sus espadas.


“Vacaciones sin novia” (1958), fue una comedia romántica que sirvió de nuevo para unir, y explotar, el matrimonio formado por Curtis y Leigh. La cuestión es que la cinta resultó algo insipida, pero hizo que aumentara la popularidad de tan modélica pareja, que según se contaba era una de las más ejemplares del mundo hollywodiense.

Un año después participó en una de las mejores obras de Orson Wells:  “Sed de mal” (1959). Trás esta película llegaría  su mejor oportunidad de la mano de Alfred Hitchcock en “Psicosis” (1960). Hitchcock transformó totalmente la imágen de Janet, y en este film aunque apareció de nuevo bellísima, su personaje distó mucho de parecerse a aquellos  que había interpretado hasta ese momento; el genio, nos la presentó de la forma que a él más le gustaba: rubia,fria y calculadora. Así , magnificamente, Janet se adentró en lo más profundo del personaje, y se desprendió con facilidad de su imágen de chica sencilla, encantadora y noble, que decoraba las películas con su seductora presencia. Tanto Janet ,como Anthony Perkins, que fue el actor que dió vida al psicopata más conocido de la historia del cine, fueron elogiados vehementemente por la crítica, y la película resultó ser una de las más taquilleras y reconocidas de la historia del cine; obtuvo cuatro nominaciones a los Oscars, y hoy en día está considerada una obra de culto, tanto por su valor cultural ,como por el estético. Al preguntarle a Jane en una entrevista sobre la  famosa secuencia de la ducha, ésta contestó que a partir de ese momento, nunca se pudo duchar con tranquilidad.


En los años 60, sus incursiones en el cine se fueron espaciando, y aunque participó en películas bastante reconocidas como fue el caso de un thiller político llamado “El mensajero del miedo”(1962), junto a Frank Sinatra , una comedia musical “Un beso para Birdie” (1963), o “Harper, investigador privado” (1966), ninguna fue lo bastante significativa como para desligar a Jane del papel que la llevó a la cúspide de su carrera, y que fue indudablemente el interpretado años antes en “Psicosis”.


A partir de entonces sus apariciones en la gran pantalla, serían esporádicas, siendo la más notable de ellas la que hizo junto a su hija Jamie Lee Curtis en “La niebla”, película de terror dirigída por John Carpenter. A pesar de que la cinta la hizo resurgir profesionalmente, Janet siguió retirada y sólo se dejó ver en alguna serie de televisión, pero de manera puntual.

Su última actuación en el cine se produjo con “Halloween H20″(1998), donde de nuevo trabajó junto a su hija.

Janet se casó  en cuatro ocasiones, la primera cuando tan sólo contaba con la edad de 15 años, pero sin duda su matrimonio más mediático fue el que la unió al actor Tony Curtis, con el que se casó en el año 1951. El matrimonio se convirtió rapidamente en uno de los objetivos de la prensa de sociedad ,debibo a que ambos eran estrellas emergentes, jóvenes y guapos. Aunque la prensa vendió una historia de amor casi perfecta, la realidad distaba mucho de esta imágen, ya que Curtis era infiel por naturaleza, y un mujeriego empedernido; de esta manera Janet tuvo que aguantar varias infidelidades, a las que puso punto y final tras once años de convivencia. La pareja tuvo dos hijas, una de ellas la famosa Jamie Lee Curtis, con la que Janet trabajó en dos ocasiones.

Fue una mujer bella…con un físico deslumbrante y esplendoroso; lo cierto, es que hermosas como Janet hubo muchas, pero, eso sí, muy pocas tuvieron además la gran capacidad que tuvo Janet para escoger con tanto acierto todos y cada uno de los papeles que interpretó a lo largo de su carrera, por lo que aparte de bella, demostró ser una mujer muy inteligente.

Janet murió un 3 de Octubre del año 2004, en Beverly Hills a la edad de 77 años.


13 comentarios:

Lala dijo...

Muy buen post sqs, me ha encantado todo lo que cuentas, gran aportación para tus seguidores blogueros, así da gusto entrar en los blogs. Gran mujer Jane y, como tu dices, supo elegir sus papeles y alejarse de rollos Hollywoodienses que sabía que no la llevarían a nada bueno.

Besos

SqSmaravillosa dijo...

Por lo que he leído sobre ella, parece ser que su coeficiente intelectual estaba por encima de la media, y lo supo utilizar convenientemente. Para muchos siempre será la chica que moría apuñalada en "Psicosis", pero a mí en uno de los papeles que más me gustó fue en el de "Mujercitas"....es que soy una romántica.Gracías por dedicarme palabras tan bonitas. Eres un encanto. Besos.

Mario dijo...

He leído que es una gran actriz como he podido corroborar en tu escrito, que ha sido un poco olvidada pero que es más que su personaje inolvidable en la cinta de Psicosis, me ha encantado la reseña, muy bien desarrollada para conocer toda su filmografía, me gustaría ver "Sed de mal" que la ando buscando pero aún no la encuentro. Y adentrarme más en su arte. Un abrazo.

Mario.

deWitt dijo...

Sólo con los "agradecimientos" que encabezan tu blog me ha bastado para seguirte,después de llegar a ti por Lala y Mario. Spoto y Moix son una muy buena combinación.
Voy a darme una vuelta por tu blog!
Un saludo

SqSmaravillosa dijo...

Muchas gracias por hacerte seguidor, yo ya me he hecho del tuyo, que por otra parte me encanta. Coincidimos mucho en los gustos en cuanto a las películas, y tu blog me parece muy interesante. Un saludo.

Stanley Kowalski dijo...

Me encanta esta mujer!! Excelente tu post y las imágenes, sin desperdicio!

BESOTES!!

SqSmaravillosa dijo...

Muchas gracias por tus amables palabras. Debo confesar que conocía poco de su vida, pero al indagar un poco sobre ella, me dí cuenta que fue una actriz muy interesante, y aunque había visto numerosas películas en las que ella aparecía, no me había despertado un interés especial...eso sí a partir de ahora pasa a estar en mi lista de preferidas. Un beso.

Jota Pueblo dijo...

Una de mis debilidades, y una actriz realmente buena. Has hecho una semblanza estupenda.Enhorabuena por el post. Un saludo

SqSmaravillosa dijo...

Muchas gracias Jota por tu comentario. Si, la verdad, es que es una actriz que agrada a mucha gente, me alegro que a tí personalmente te guste, porque supongo que te habrá gustado la semblanza un poquito más. Mi debilidad es Marilyn,más que por su carrera, por su atormentada existencia, que la hace a mis ojos una mujer sola y triste.Un beso.

miquel zueras dijo...

Es curioso ver a Janet Leigh en la escena del motel de "Sed de mal" donde pasa tan mal rato. Incluso el personaje del extravagante portero (Dennis Weaver) parece que debió inspirar al Norman Bates posterior. Es como una premonición de "Psicosis" aunque sin ducha. Muy buen post como siempre, SqSmaravillosa. Besos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Recuerdo la secuencia que citas, y tienes toda la razón; el motel creo recordar que incluso parecía más sórdido y siniestro que el de Psicosis. Muchas gracias Borgo por participar en mi blog. Besos

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Era una gran actriz, pero después de casarse con Curtis, empezó a cesar su trabajo interpretativo y se dedicó a cuidar de la prole, una pena, porque era muy intuitiva, pero entre el matrimonio y el papel de psicosis, se fue diluyendo. Enhorabuena por el post. Un saludo.

abril en paris dijo...

Una mujer guapa y sencillamente agradable en las comedias. El papel de Psicosis la elevó a la categoria de mito porque la pelicula lo es. Y nadie puede dejar de reconocerla en esa escena espeluznante. Aunque dicen que Hitchcock utilizó una doble de cuerpo...asi que lo de la ducha seria una broma de ella :-)
Es bonito ver esas peliculas en color con Tony,que seria un mujeriego pero tambien muy buen actor. Descansen en paz los dos.

Un besito :-)

Seguidores