domingo, 3 de abril de 2011

GINGER ROGERS


Happy Birthday to Ginger Rogers!:



La imágen de esta bellísima mujer, siempre estará asociada a la figura de Fred Astaire . Con él, quizás protagonizó las películas que la hicieron más conocida, ya que el tándem formado por estos estupendos bailarines, fue durante una época el más requerido por los productores y directores del cine musical de aquellos tiempos.

La realidad es que Ginger fue mucho mejor actriz que bailarina, todo lo contrario que su compañero, que fue el mejor bailarín de la historia del cine, pero no fue precisamente un gran actor; la química rítmica surgida entre los dos, benefició claramente a Fred Astaire,y aunque a Ginger esta unión le aportó en su momento mucha popularidad, también menguó sus posibilidades de mostrar toda su vena artística en otro tipo de género.

Protagonizaron varias películas juntos y fueron, y siguen siendo en nuestros días, una de las parejas más identificativas del cine de aquella época. Aunque en la pantalla se complementaban totalmente, fuera de ella, era sabido por todos la mala relación que mantenían. Cuando Ginger pudo desprenderse de su papel de eterna compañera del genial bailarín, demostró que en solitario era una gran y bellísima intérprete.




Virginia Katherine McMath, nació un 16 de Julio de 1911 en Independence (Missouri). Al poco de nacer, sus padres se separaron, por lo que su madre se trasladó junto a la pequeña a vivir por los alrededores de Kansas City. Su progenitora fue la que le inculcó a Ginger el amor por el mundo del espectáculo, ya que ella trabajaba como crítica de teatro en un diario local. Con tan sólo 14 años, ya comenzó a bailar sobre los escenarios, debutando en un espectáculo de vodevil en el que se buscaban nuevos talentos. Al ser la ganadora del concurso se le ofreció un contrato de tres años para hacer giras teatrales por todo el país.

Finalizado el contrato Ginger y su madre decidieron instalarse en Nueva York, donde comenzó realmente su fructífera carrera. Sus primeras apariciones en el cine, se sitúan por el año 1929, pero estas no le aportaron ningún reconocimiento. Su gran oportunidad, llegaría de la mano de un musical en Broadway llamado “Girl Crazy”(1930). Desarrollando esta obra, conoció al que un tiempo después se convertiría en su partenaire cinematográfico, el maravilloso bailarín Fred Astaire, y también gracias al éxito que le proporcionó el musical , consiguió un contrato con La Paramount de 7 años.




En el año 1933 participó en la película “La calle 42″, pero de la mano de la Warner, pues Ginger ,que era sumamente avispada, se fue desvinculando de la Paramount, viendo que estos otros estudios le ofrecían papeles más apetitosos. El musical contó con un presupuesto desorbitado para la época, y ofreció números musicales de un esplendor inolvidable.Tuvo una acogida entre el público fabulosa, por lo que arrasó en las taquillas, salvando así de la quiebra a la Warner, que se encontraba en uno de sus peores momentos. El musical, filmado en la era pre-code, mostró coreografías novedosas e insinuantes, en las que sugerentes cuerpos de mujer formaban figuras geométricas . Pasados tantos años, la película se ha convertido por méritos propios ,en uno de los musicales más emblemáticos de la historia del cine.


Tras el enorme éxito de ésta comedia musical, decidieron hacer una especie de ampliación o continuidad con “Vampiresas”(1933), que resultó ser igual de exitosa que la anterior, y que de nuevo mostró una ligereza en el vestuario, asombrosa para la época.



A estas dos estupendas producciones , le seguiría una comedia romántica musical llamada “Volando hacia Río de Janeiro”(1933), donde compartiría cartel con Dolores del Río o Gene Raymond entre otros.


Fue en el año 1934, y con “La alegre divorciada”, cuando se produjo su primera aparición como pareja de baile, del extraordinario bailarín Fred Astaire. Entre las películas que compartió con él destacaron “Sombrero de Copa” (1934), “Roberta”(1935),”Sigamos la flota”(1936),”En alas de la danza”((1936), “Ritmo loco”(1937),”Amanda”(1938) o “La historia de Irene Castle”(1939). De todas ellas quizá sea la más reconocida “Sombrero de copa” , ya que entre otras cosas, dejó para la posteridad del cine, una de las canciones más significativas del séptimo arte: ” Cheek to Cheek”






Aunque las películas donde aparecía la pareja, conocida familiarmente como Ginger y Fred, eran un reclamo seguro, ambos decidieron hacer algún que otro trabajo por separado, y fue entonces cuando se demostró el enorme potencial de Ginger. En el año 1935 protagonizó una exitosa comedia de intriga junto a William Powell llamada “Estrella de medianoche”. En el año 1937 formó parte de una película llamada “Damas del teatro” junto a un reparto de lujo, formado entre otros por una jovencísima Katharine Hepburn, Lucille Ball o Eve Arden; el film está considerado como una de las mejores comedias, rodadas en lo años 30.






En el año 1938 y junto a James Stewart, protagonizó una comedia romántica llamada “Ardid femenino”; un año después, y aunque Ginger se mostraba algo reacia en aparecer de nuevo como figura de un musical, se atrevió junto a David Niven a protagonizar “Mamá a la fuerza” (1939). 

Su siguiente personaje fue el de una joven vagabunda en “La muchacha de la Quinta Avenida” (1939) Gregory LaCava; con ésta actuación demostró con creces su gran preparación para la actuación, pues su personaje fue  el eje principal de la película, y sobre el que recaía todo el peso de la misma. Ginger estuvo convincente e inigualable.

En el año 1940, le otorgaron un premio Oscar, por su interpretación en la película “Espejismo de amor”; el premio fue muy comentado, pues ese mismo año estaban nominadas junto a ella, ,las más grandes intérpretes de la historia del cine: Bette Davis por “La carta”,  y Katharine Hepburn por “Historias de Filadelfia”; incomprensiblemente el Oscar lo recibió Ginger en una de sus más flojas interpretaciones, ya que a lo largo de su carrera desempeñó papeles de calidad más significativa. 



Parece ser que el Oscar fue una manera de reconocer en Ginger, algo más que a una bailarina de hermosas facciones.

En el año 1942, compartió con el rey de la comedia, Cary Grant, un film que llevaba por título “Hubo una luna de miel”, que por cierto no obtuvo el éxito esperado, pero más tarde apareció triunfante de la mano del maestro Billy Wilder, que se estrenaba como director en América ,con “El mayor y la menor”(1942).





En “Seis destinos” (1942), compartió protagonismo con las más importantes figuras de la Fox; Rita Hayworth,  Charles Boyer, Henry Fonda, Charles Laughton, Edward G. Robinson o George Sanders fueron algunos de ellos. La cinta obtuvo unas críticas inmejorables, y todos y cada uno de los intérpretes demostraron una calidad inmensa, hoy en día está considerada ,como una de esa joyas olvidadas del cine.

Los años 4o fueron igual de prolíficos, o incluso más que los años 30 en su carrera cinematográfica; “Una mujer en la penumbra”(1944), “Te volveré a ver” (1944), “Latido”(1946), o un drama llamado”La primera dama” (1946) , conformaron un currículum de los más variados que existieron entre las intérpretes de tan maravillosa época.




En los años 50 su actividad profesional se vió algo reducida, pero aún así participó en obras muy interesantes ,como es el caso de una comedia de humor inteligente y sofisticado, llamada “Me siento rejuvenecer” (1952), junto a Cary Grant y una principiante Marilyn Monroe, o en un drama de intriga titulado”La viuda negra” (1954), en el que apareció junto a Gene Tierney.


Entre algunos de los títulos que Ginger rechazó se encuentra por ejemplo la inolvidable comedia “Bola de fuego”, que finalmente interpretó Barbara Stanwyck. Poco a poco se fue apartando del cine y apareció con gran éxito en los escenarios con “Hello Dolly” (1965), y “Mame”(1969)

Su vida sentimental fue bastante agitada, ya que se casó y se divorció cinco veces; tres de sus matrimonios fueron con hombres relacionados con la industria del cine, con ninguno de ellos tuvo hijos.

Vivió los últimos años de su vida entre California y Oregón. Murió un 25 de Abril de 1995.

En su momento fue una actriz reconocida y valorada; pero hoy en día y después de tantos años de su muerte , cada vez más personas reconocen en ella, una de las mejores actrices de comedia que surgiera de tan maravillosa época.Actriz con una excelente variedad de registros interpretativos, moderna y adelantada a su época, que dejó tras de sí una estela de estupendas actuaciones.

Sin duda alguna,  Ginger fue mucho más que aquella maravillosa compañera de baile de Fred Astaire.

Ginger Rogers wearing the stunning dress and cape combo for the number  "Never Gonna Dance."  The movie is  "Swing Time", 1936.  Gown designed by Bernard Newman.:


Ginger Rogers:

12 comentarios:

Dickson dijo...

Gracias por dar a conocer un poco más sobre Ginger Rogers y no quedarnos sólo con que fue la media naranja cinematográfica de Fred Astaire, aunque evidentemente el duo marcó las carreras de ambos de forma definitiva. Saludos.

miquel zueras dijo...

Me encanta "Damas del teatro". Precisamente Katherine Hepburn comentó sobre el duo Ginger y Fred: "Ella aporta sensualidad, él, la clase". Besos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Dikson. Personalmente siempre la había relacionado con Astaire y poco más, pero al comenzar a buscar datos, y visionar alguna pelicula suya en las que aparecía en solitario, comprobé la gran y desconocida actriz, que me había perdido. Un abrazo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Mario. A mí la película "Sombrero de copa", es una de las que más me gusta de la pareja. En solitario está maravillosa en "Damas del teatro". También recomiendo uno de los primeros musicales en los que apareció "Calle 42", tiene unas coreografías estupendas y muy modernas para la época.Besos.

SqSmaravillosa dijo...

Estoy de acuerdo; tuve la posobilidad de verla en TCM clásico hace muy poquito tiempo, y me encantó. Tanto Hepburn, como Ginger están grandiosas. Desde luego lo más notorio de Fred, aparte de su talento para el baile, era su enorme elegancia y su clase. Ginger era bellísima y muy, muy sensual.Besos.

ATTICUS dijo...

Increible belleza y una de las actrices mas simpaticas que he visto,lo de su Oscar fue una injusticia,sobre todo para las 2 mas grandes(Davis y Hepburn) e incluso para Joan Fontaine por "Rebeca".
Luego decir que hay pocas parejas que hayan dejado tanta quimica en pantalla como : Fred y Ginger,pero como bailarina el no era lo que mas
le gusto,ya que comento mas de una vez que Cyd Charisse fue su pareja de baile mejor.
Muy buena entrada guapa.
Besos.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Una belleza de gran talento, también para el baile, es cierto que la unión como pareja a Fred Astaire, catapultó su estrellato, pero también creo que quedó eclipsada por el bailarín. Un saludo.

abril en paris dijo...

Increibles imágenes para una de las actrices más simpaticas y talentosas bailando sobre todo que ha dado el cine.
En Damas de teatro ¡está tan estupenda que casi se "come con patatas" a la gran Kate Hepburn !.

Me encanta éste espacio tuyo. Un gusto pasar por aqui.

Saludos :-)

SqSmaravillosa dijo...

Gracias abril por pasarte por aquí. Lo cierto es que yo pensé lo mismo al ver "Damas del teatro", Hepburn está estupenda, pero si me das a escoger no sabría con cual de las dos quedarme. Un abrazo.

Jota Pueblo dijo...

Muy interesante, como siempre, tu reseña de esta gran actriz, una de mis debilidades personales. Era una intérprete magnífica, con una enorme vis cómica y, por desgracia, casi nadie recuerda que fue mucho más que la pareja artística del elegante Astaire. Te sigo leyendo. Un abrazo

Rebelde dijo...

Qué preciosidad... una entrada estupenda, fotos maravillosas y "Cheek to cheek"... pufff una de mis favoritas también. Un besazo me encanta venir por aquí ;)

SqSmaravillosa dijo...

Muchas gracias por participar en mi blog. Te doy toda la razón...¡Qué fotos se hacian en aquella época!. Todas ellas tienen un encanto especial. Sin duda "Cheek to cheek" es una de mis canciones favoritas, junto a algunas otras que también muestro en el blog, aunque por cierto me faltan bastantes por subir. Besos

Seguidores