domingo, 24 de octubre de 2010

LIZ TAYLOR










Elizabeth Taylor siempre será la diva de los ojos color violeta. Su mirada dotada de un extraño color, hipnotizó durante varias décadas tanto a la glamourosa industria del cine, como a un público ávido de perfección y glamour, que era precisamente lo que transmitía Liz.

Ella ha sido una de las bellezas más grandiosas que ha creado Hollywood, y una de las sex-simbol mejor preparadas para la interpretación.

Elizabeth nació en Londres el 27 de Febrero de 1932. Pertenecía a una familia de clase media, siendo su padre mercante de arte y su madre una actriz retirada.

Fue su madre la que, al ver su vocación como actriz frustrada,prácticamente obligó a Liz a adentrarse en el mundo del espectáculo, queriendo ver en la pequeña una prolongación de si misma.

Así, desde muy pequeña Liz se familiarizó con las cámaras, ya que su madre la llevaba a grabar anuncios, y a interpretar pequeños papeles en películas, en los que no adquirió mucha notoriedad, pero que le sirvieron como aprendizaje.
Realmente su primera aparición en un largometraje se produjo en una película bastante mediocre, cuando ella tan solo contaba con la edad de 10 años. La película fue un fracaso, por lo que La Paramount decidió prescindir de Liz , y no fue hasta que la Metro la contrató, cuando se convirtió en una niña prodigio.
Con estos famosos estudios debutó con el filme “La cadena invisible” (1943), teniendo como protagonista absoluta a la perra Lassie. Al ser un éxito de taquilla, comenzó a ser demandada para protagonizar otros títulos como “Alma Rebelde”(1944) o “Las rocas blancas de Dover”(1944).

Este mismo año fue el que la consagró definitivamente como estrella con la película "Fuego de juventud". El film narra el episodio de una niña empeñada en que su caballo, por el que siente un gran amor, participe en una de las carrera más importantes del Reino Unido. Es una sencilla pero magnífica historia, que nos demuestra que los sentimientos puros como la honestidad y la transparencia pueden hacer de un guión , que podría parecer hasta simple , una pequeña obra maestra de ésas que te llegan directamente al corazón.

Elisabeth, con tan sólo 12 años, demostró su gran poder sobre la cámara ,con una interpretación verídica, sensible y perfecta.




Con 14 años protagonizó “El coraje de Lassie”, filme como su propio nombre indica, protagonizado esencialmente por la famosísima perra Lassie, y dirigida principalmente a los niños con el buen propósito de promover el respeto hacia los animales.

"Vivir con papá" (1947), fue su siguiente película en la que compartió cartel con William Holden

En el año 1949 protagonizó una nueva versión de "Mujercitas", quizá de menor calidad que la rodada con anterioridad por George Cukor, pero que al final resultó ser un producto entretenido y ameno.

Es a partir de los años 50 cuando Liz se convierte en una de las actrices más importantes del cine, destacando durante décadas por sus excelentes interpretaciones. También contribuyó su vida sentimental, agitada y tumultuosa, a encumbrarla en lo más alto de la fama.

En el año 1950 se casó con el millonario Nicky Hilton, abuelo de la famosa Paris Hilton, del que se separó sólo un año después alegando abuso doméstico.




Por estas fechas ya había rodado "El padre de la novia"(1950), "El padre es abuelo"(1951) y "Un lugar en el sol" (1951), ésta última protagonizada junto a Montgomery Clift , y que fue un éxito de crítica y de público. Ganó seis Oscars y ambos protagonistas lograron una interpretación sublime.





En el año 1952 protagonizó "Ivanhoe", junto a Robert Taylor, y ya en el año 1954 intervino en "Beau Brummel", y "La última vez que vi París"; En este film , Elizabeth supo dar a cada escena su toque personal. Tuvo una puesta en escena inolvidable, y deleitó con su belleza y sus constantes cambios de vestuario y peinado a todo el público, haciendo de la película, algo más que el típico drama enfocado al público femenino.





Desde 1951, año del que se separó de su primer marido, hasta que conoció a Richard Burton en el año 1963, el amor de su vida según sus propias palabras, se casó tres veces. Dos de los matrimonios terminaron en divorcio, y el tercero acabó fatalmente debido a la muerte de su marido, un productor llamado Mike Todd, con el que tuvo una hija llamada Liza Todd.




Su vida profesional poco tenía que ver con la personal ,pues en ésta faceta,destacaba por sus grandes éxitos. En el año 1956 rodó “Gigante”, junto a Rock Hudson y James Dean .













En el año 1957 y de nuevo con su gran amigo Montgomery Clift, protagoniza "El árbol de la vida", un excelente film  por el que la actriz fue nominada a los Oscars como mejor actriz principal


La siguiente película “La gata sobre el tejado de zinc”(1958), fue una adaptación sobre una obra de Tennesse Williams, en la que Liz compartió protagonismo con el gran Paul Newman.El público convirtió a la película, en una de las 10 más taquilleras del año, y aunque ambos protagonistas fueron nominados por la Academia, no llegaron a obtener el galardón.









En 1959 protagoniza “De repente, el último verano”, bajo la firma de Joseph L. Mankiewicz, y junto a actores de la talla de Katharine Hepburn y Montgomery Cliff. La película fue una adaptación de la obra de Tennessee Williams, y al ser estrenada en el cine causó una gran polémica, por tratar un tema tan delicado como el de las enfermedades mentales. Curiosamente en esta obra sórdida y agobiante, las malas personas no son los locos, sino los que están sanos y cuerdos, que son egoístas y miserables.

En España llegó a sufrir algunas modificaciones, para esconder el tema de la homosexualidad.
Obtuvo tres nominaciones a los Oscars, entre ellas la de Liz, como mejor actriz, y aunque no consiguió el galardón, se le premió con El Globo de Oro a la mejor actriz dramática; algunos opinan, que es una de sus mejores interpretaciones.






Fue en el año 1960, cuando Liz consiguió su primer Oscar con la película “Una mujer marcada”.En este film interpretó el papel de una prostituta de lujo, que ejerciendo su trabajo conoce al hombre de su vida, que resulta ser un hombre casado.Cuentan que aceptó el papel bajo la condición de que también le dieran otro en la película, al por entonces su marido Eddie Fisher.Aunque ésta obra le valió el Oscar, Liz nunca estuvo muy satisfecha con su papel, que consideraba casi pornográfico.










En el año 1963 comienza el que sería el proyecto cinematográfico más importante de su carrera: “Cleopatra”. Este film fue sin duda, uno con los efectos visuales más importantes del séptimo arte. La producción llegó a ser mucho más cara de lo que se había previsto en un principio, dejando al estudio en una situación desesperada. El coste total de la película ,estimado en 2.ooo.ooo de dólares acabó convirtiendose en 44.000.000 millones, y el salario de Liz se calculó en unos 7.ooo.ooo de dólares.

La película tuvo un enorme éxito, pero no fue suficiente para reparar los extraordinarios gastos que se habían originado debido a retrasos , vestuarios y ostentosos decorados, que dispararon finalmente el presupuesto inicial. Por cierto, mientras se grababa la película Liz cayó gravemente enferma, llegando incluso a practicarle una traqueotomía de urgencia, hecho que también demoró la filmación, y por lo tanto contribuyó a incrementar las pérdidas.

Pero todas estas adversidades, no fueron suficientes para eclipsar el formidable trabajo de Liz interpretando a Cleopatra, y el de Richard Burton como Marco Antonio.

Liz que en todas sus secuencias aparecía bellísima con vestidos bordados en oro de 24 kilates, peinados laboriosos y maquillajes espléndidos que hacían de ella una belleza casi sobrenatural, dejó al público fascinado. La misma fascinación que sintió Richard Burton cuando la conoció: “Tu eres probablemente la mejor actriz del mundo, lo que unido a tu inigualable belleza, te hace única” .

Se enamoraron, y durante el rodaje sus excesos pasionales se desataron de tal manera, que fueron la comidilla de Hollywood, y ambos que aún estaban casados con sus respectivas parejas, acabaron divorciándose, llegando incluso el Vaticano a pronunciarse sobre ésta “indecente” relación










Vale la pena detenerse un poco en esta gran historia de amor. Como en todos los grandes amores hubo mucha pasión , pero también muchas peleas , que acabaron gestando una relación de amor-odio.

Su unión fue quizás, una de las más tormentosas y autodestructivas de toda la historia de Hollywood. Se casaron en el año 1964 y durante los 10 años que estuvieron juntos,casi llegaron a perder su propia dignidad; sus peleas eran constantes y abusaban de las drogas y el alcohol, lo que provocaba que se insultaran salvajemente. Pero no podían vivir el uno sin el otro, y los momentos de pasión les hacían olvidar por un pequeño espacio de tiempo su turbulento amor


La relación fue perseguida constantemente por la prensa de la época , por lo que se convirtió en uno de los cotilleos más apetecibles de Hollywood.

Su primer matrimonio con Richard, se disolvió en el año 1974, pero 16 meses después se volvieron a casar. Cuentan que el segundo intento se produjo ,cuando ambos comprobaron que no soportaban verse con otras parejas, pues los celos que sentían eran casi patológicos. El intento de nuevo fue fallido, y acabaron separándose, tan sólo un años después


Aún así, cuentan que Richard, aunque volvió a casarse, no pudo rehacer nunca su vida pues no aceptaba que Liz perteneciera a otro hombre que no fuera él. A partir de este momento, su carrera cayó en picado ;algo de culpa tuvo el alcohol,al que finalmente sucumbió convirtiéndose en un enfermo,que no conseguía ni memorizar los guiones de sus películas.Murió de un derrame cerebral en el año 1983.

Al enterarse Liz de su muerte, cayó en una grave depresión, e incluso hoy en día asegura que cuando muera, quiere ser enterrada junto al que fue el gran amor de su vida.

Los dos interpretaron juntos varías películas; “Hotel Internacional” en el año 1963, “Castillos en la arena”(1965) o el título por el que consiguió su segundo Oscar: “¿Quién teme a Virginia Wolf?”, que fue un perfecto retrato de la situación tan dramática que vivían en su vida privada. Continuó trabajando junto a él en títulos importantes como “La mujer indomable”(1967),”The comedians”(1967),”Pacto con el diablo”(1972) o en una serie televisiva ya en el año 1973 ,llamada “Divorce His, Divorce Hers"





Aunque los años 50 y 60 nos mostraron a Liz en todo su esplendor, en los años 70, ya con una bella madurez, protagonizó títulos como “Miércoles de ceniza”(1973), “El pájaro azul”(1976) y ya en los 80 participó en " El espejo roto" una película basada en una novela de AgaHta Christie en la que un gran elenco de actores como Kim Novak, Angela Lansbury, Tony Curtis o su gran amigo Rock Hudson, conformaron un buen producto final, por lo que Liz viO relanzada, aunque fugaZmente, su carrera. En el año 1973 se le concedió un Globo de Oro de carácter honorífico, por ser la estrella más popular del mundo.
A partir de este momento, Liz centra sus apariciones sobre todo en la televisión y participa en series como “Norte Y Sur”(1986), y en un telefilme llamado”These Old Broads”, junto a figuras de la talla de Shirley MacLaine, Debbie Reynolds o Joan Collins.
Cuando su gran amigo Rock Hudson fallece de sida, Elizabeth emprende una lucha personal, ayudando económicamente , y organizando eventos para recaudar fondos, y así ayudar a los enfermos de esta terrible enfermedad. Si es verdad el dicho de “la cara es el espejo del alma”, con estos hechos Liz demostró que en su caso se hacía real. Generosa,comprometida, incansable, participó en incontables ocasiones en conferencias en las que, de su propia voz, explicaba su experiencia al perder a su casi hermano Rock, de forma tan horrible, intentando así concienciar a la gente de lo importante que es la prevención.
Así que esta vez de nuevo alcanzó la celebridad, pero no por sus interpretaciones, sino por sus labores humanitarias que fueron, tanto o más importantes que su paso por el cine.

En el año 1992 se le concedió el Premio Principe de Asturias de la Concordia.


En los últimos años se ha involucrado muchísimo en la lucha contra el hambre en Asia y África, donando grandes cantidades de dinero e incluso posesiones, para ayudar en ésta causa.

Su vida personal no ha disminuido un ápice su agitación, ni siquiera con el paso de los años; se volvió a casar con un senador con el que fue muy infeliz, y que prácticamente la abocó al alcoholismo, y finalmente se casó con un obrero de la construcción del que se separó en el año 1996.


Tuvo amigos de enorme popularidad como Michael Jackson, al que apoyó incondicionalmente, al ser este acusado de abusos a menores, llegando a testificar a su favor en el juicio que se celebró en años recientes.Como muestra de gratitud Michael le escribió una canción llamada Liberian Girl de su álbum Bad.






CURIOSIDADES:

Richard Burton le regaló un diamante que se conoce con el nombre de Taylor-Burton de 69,42 Kilates,y que debido a su gran tamaño se tuvo que engarzar en un collar.También le regaló un diamante amarillo, y unas cuantas esmeraldas pertenecientes a un noble ruso.Pero el mayor regalo de todos fue una enorme perla,”La perla Peregrina”que en otro tiempo perteneció a la Familia Real Española.

En el año 2000 fue nombrada Dama del Imperio británico por la reina Isabel II.

A parte de sus dos hijos biológicos ,en el año 1964 adoptó a una niña junto a Richard Burton llamada María Burton, ya que luego fue adoptada por Richard.

Participó en una obra llamada “Love Letters”, cuya recaudación que fue de 1.000.000 de dólares, fue donada ìntegramente a su fundación de Lucha contra el Sida.






Elizabeth Taylor , después de estar ingresada varios meses en el hospital,a causa de una insuficiencia cardiaca, falleció el 23 de Marzo de 2011, a los 79 años de edad. Hasta siempre Liz, espero que allá donde vayas ,consigas por fin la paz eterna, y la compañía de Richard Burton, que según tus propias palabras fue el amor de tu vida.

























3 comentarios:

Lala dijo...

Otra grande y maravillosa actriz. Gracias por tus comentarios. Estoy en el trabajo y me los estoy leyendo del tirón. Termino uno y me leo otro. Ahhhh!! no puedo parar!!!!Los clásicos y sus grandes actores y actrices.

Besos

SqSmaravillosa dijo...

Muchas gracias Lala, por participar en el blog. Grandes y bellas mujeres, figuras del cine inolvidables, que por muchos años que pasen, siempre serán recordadas. En el caso de Liz, se unieron la belleza y el talento, ambos de forma grandiosa; para mi gusto Liz fue el máximo exponente del cine de aquella época maravillosa. Besos y muchas gracias.

Anónimo dijo...

Liz Taylor fue la mujer más bella que ha vivido, siempre la admiré por la perfección de su rostro y sus incomparables ojos

Seguidores