sábado, 21 de febrero de 2015

NIEBLA EN EL ALMA



Unos años antes de que la estrella de las estrellas aniquilara a Norma Jean, la ya bautizada como Marilyn Monroe, demostró, encarnando el complejo personaje de Nell Forbes en la película "Niebla en el alma" (1952), que se desenvolvía notablemente en el género dramático.

Marilyn no titubeó ni un instante a la hora de dar lo mejor de sí misma encarnando al personaje de una niñera de mente perturbada, debido a un trágico pasado, y presente angustioso.

Sin embargo, a poco que se conozca la posterior trayectoria de la actriz, se puede comprobar que el famoso Star System, ya parecía tener pensado para la joven otro rol mucho más llamativo.


Y la prueba está en que tan sólo un año después la lanzarían al estrellato mediante el slogan: "Las dos maravillas del mundo: las cataratas del Niágara, y Marilyn Monroe". Eso es lo que la industria quería de ella ni más menos. Poco importaba su talento con ese físico. Marilyn no debía esforzarse mucho para volver loco al público masculino..y eso era lo que realmente convenía en aquella época en la que el mito de "Gilda" comenzaba a ser olvidado, y estaban faltos de símbolos sexuales que atrajeran a las masas.


"Niebla en el alma", no fue rodada con grandes pretensiones, aunque en ella apareciera un ya reconocido Richard Widmark, que en realidad pretendía ser el gancho del film, una jovencísima Anne Brancoft, y una Marilyn que dos años antes ya había trabajado para el gran John Huston en "La jungla del asfalto" con un pequeño, pero lucido, papel que la dio a conocer de manera algo más formal en el mundo del cine.

Lo cierto es que el guión de la película no es nada extraordinario, el metraje dura 70 minutos y son bastante predecibles los acontecimientos que se irán sucediendo, pero el film está bien narrado, y el carisma de los actores, el secundario Elisha Cook aparece fantástico, la engrandece, logrando salvar así, una película que podría haber caído en el más absoluto de los olvidos.






En la actualidad, tantos años después de la muerte del mayor mito que creara el cine, esta película que podría parecer pequeña e insignificante, comparada con las que realmente la lanzaron al estrellato, es la mejor prueba de que tras esa apariencia frívola, que nos quisieron vender, existía una actriz emotiva, convincente, y con la misma capacidad innata para el drama que para la comedia, en la que también se desenvolvió de maravilla, pero que en cierta manera fue la causante de su encasillamiento, y de sus constantes reivindicaciones para encarnar personajes más dramáticos.
Muchos atribuyen su notable actuación al temible espectro de la locura, que siempre la persiguió en su vida real, pero si en verdad este fuera el caso, más grande aún sería el reconocimiento hacia esta actriz que luchó durante toda su vida, para lograr, más que el estrellato, el respeto hacia su trabajo como actriz.





El infortunio de este trágico, despedazado y, en cierto modo, conmovedor personaje que encarnó Marilyn en "Niebla en el alma", no fue sino un reflejo de la desesperada, inestable y desgraciada existencia que la mítica actriz vivió en su intimidad, desde su más tierna infancia.


Si quieren disfrutar de una Marilyn muy lejana de aquella provocativa y malvada mujer de "Niágara", o de aquella rubia que cantaba entusiasmada que los mejores amigos de una chica son los diamantes, no dejen de visionar esta película, en la que se sorprenderán al ver a una actriz diferente y emotiva, y en la comprobarán que tras aquella máscara de ojos entrecerrados y labios rojos y sensuales que la lanzara al estrellato, se encontraba una actriz de enorme sensibilidad, a la que nunca permitieron despojarse del disfraz que tan famosa la hiciera.

14 comentarios:

abril en paris dijo...

Hola Cris:
Hace tiempo que la ví y me sorprendió por lo que dices, nada que ver con sus trabajos posteriores aunque su encanto y atractivo ahí están.
Y tienes razón, es el mayor mito creado por el celuloide y además una buenisima actriz no lo suficientemente valorada por ese talento..creo que su espléndido físico cegaba las mentes.

Has acertado recordando éste trabajo aunque se note que aún estaba un poco "verde".

Un beso

Cristina dijo...

Hola Abril! Si no me equivoco, fue la primera vez que actuó con un papel principal (aunque antes ya había destacado en "La jungla del asfalto" y "Clash by Nigth" junto a Bárbara Stanwyck), pero lo cierto es que ni la película, ni el tipo de personaje que encarnó tuvieron la acogida entre el público que ella hubiese deseado.

Le faltaba mucho por aprender, pero aún con este inconveniente, salvó notablemente su actuación sin estridencias y con sensibilidad.

Sí, ese físico enturbió su capacidad artística de cara al público, y los estudios ese mismo año ya la volvieron a situar en el rol de rubia provocativa en "Me siento rejuvenecer"

Quizá fue con "Bus Stop", cuando la crítica comenzó a elogiarla como actriz, obviando su apariencia

Gracias por tu visita amiga Abril y un beso!

deWitt dijo...

Yo creo que el mejor ejemplo para descubrir que MM no tenía un registro tan limitado como muchos piensan, es su última e inacabada película: Something´s got to give. Tuve la suerte de disfrutar en el cine, en pantalla grande, el montaje que se hizo con el metraje rodado y lo vi bastante claro. Si te fijas - y estoy seguro de que ya lo has hecho - MM cambia su voz y su cuerpo cuando tiene que coquetear con Dean Martin. Es como si la Lorelei de Los caballeros... resucitara. Luego, en las secuencias con los niños, por ejemplo , cambia por completo la entonación, la interpretación, todo...Es una pena porque yo creo que Marilyn hubiera hecho cosas interesantes a partir de este momento.

Niebla en el alma, que he visto hace poco, no es una peli que me entusiasme mucho. Para mí sólo tiene un doble interés: Marilyn (coincido contigo, esta estupenda) y Anne Bancroft (a la que adoro).

Biquiños

Mara Miniver dijo...

No la he visto y se me ha hecho la boca agua! A ver si doy con ella, que lo malo de estas rarezas es encontrarlas.

Un abrazo

Cristina dijo...

Hola Kike!! Estoy de acuerdo con todo lo que dices. En "Marilyn, sus últimos días"', podemos ver a Monroe en su máximo esplendor físico y actoral.

Había perdido bastantes Kilos, y estaba preciosa y elegante, y como actriz había adquirido una madurez maravillosa.

Este documental lo he visto tres veces (por lo menos), no me canso nunca de mirarla. En las tomas en las que juguetea con el perro se la ve feliz y pletórica, no comprendo como poco después se `pudo quitar la vida.

También pienso que en "Bus Stop" ya consiguió un registro muy elevado, y en ciertos momentos de la película (uno de ellos cuando apoya la cabeza en la barra del bar y comienza a llorar) se ve con claridad todo el potencial que tenía la actriz.

En "Niebla en el alma", como dice Abril, le faltaba mucho camino por recorrer, y eso se nota al ver posteriores interpretaciones suyas, pero logró salvar un complicado personaje con bastante dignidad.

A mi también me encanta Anne Brancoft,era una gran actriz. Precisamente los actores que aparecen en el este film son los que logran salvar una cinta que en realidad es bastante mediocre, pero que a mi me resultó entretenida.

Muchas gracias por todo Kike, y un beset!!

Cristina dijo...

Hola Mara!! Como comento en el post, el film lo único que tiene de extraordinario es el poder ver a Marilyn en un registro muy poco corriente en su carrera, ya que la película, aunque resulta amena y entretenida, no es gran cosa.

Seguramente si hoy en día es recordada sin duda es por el mito en que se convirtió Marilyn. Ya sabes que todo lo que toca esta actriz, aún después de muerta, se convierte en oro. Definitivamente una rareza, como bien dices, que a los que adoramos a Marilyn nos gusta visionar.

Un fuerte abrazo Mara y muchas gracias por pasarte por aquí!

miquel zueras dijo...

Hola, SqS! "Niebla en el alma" es un thriller superior a la media aunque su principal reclamo hoy en dia es Marilyn, claro, pero Widmark está muy bien como siempre y Cook parece repetir su papel de "La semilla del diablo".
Marilyn se ve aquí muy alejada de sus roles habituales pero seguro que estuvo bien dirigida por Ward Baker, uno de los directores más interesantes de la carne y autor de una película de culto: " El demonio, la carne y el perdón", un extraño western con protagonista (Dirk Bogarde) abiertamente homosexual.
Por cierto que voy a revisar "Niebla en el alma" que apenas la recuerdo.
Besos! Borgo.

Cristina dijo...

Hola Miquel! Desde luego que hoy en día pocos recordarían, quizá los fans de Widmark, esta película discreta y que sin ser sobresaliente consigue su propósito de entretener, sino fuese por el mito de Marilyn,

No conozco el trabajo de Baker, aunque he leído por ahí que no fue muy considerado en esto del cine

Tiene que ser curioso ese western que mencionas,

Un beso amigo Miquel, y muchas gracias por tu visita!!

juan carlos Vinuesa dijo...

Pensaba que sus primeros papeles habían sido en La jungla de asfalto y Monkey bussinees. Un saludo, Cris de los vaqueros del rancho

Cristina dijo...

Hola Juan Carlos! Sí exactamente las que citas son anteriores a "Niebla en el alma", pero ésta última fue la primera en la que tuvo un papel protagonista y además dramático, algo poco habitual en su carrera.

Un besazo amigo Juan Carlos, y muchas gracias por visitar mi blog

Emilio José Pazos Brenlla dijo...

Hola de nuevo, hace tiempo que no paso por aqui ni por otro blog. Las obligaciones me han impedido disfrutar del lujo de leer y compartir mi afición favorita.Parece que todo sigue igual, a vueltas con este gran icono. Me alegro que profeses ese cariño casi reverencial a Marilyn. Estoy con vosotros, cuando exaltáis la calidad interpretativa de Marilyn, no en vano, fue pupila y protegida de Lee Strasberg. Algo vió en ella, no sé si ha tenido a lo largo del tiempo, corto tiempo de vida, de demostrar todo lo que llevaba dentro. Posiblemente no, y nos hemos perdido los que podían haber sido sus mejores años como actriz. Yo creo que era un animal de la pantalla, magnética criatura poseedora de innumerables recursos físicos y técnicos. La única duda, en cuanto a Marilyn es si ha sido capaz en su vida personal de sanar heridas y trabajar en su labor actoral de manera paudada, tranquila para poder sacar lo mejor de sí. A mí me surgía esta duda, cuendo pienso que debe ser muy dura y difícil tratar de trabajar el personaje, cuando a la vez intentas demostrarte algo a tí misma y al resto del mundo. No sé si podeis compartir este punto. En cualquier caso, yo lo dejo aquí. Un saludo, ánimo con el blog. A ver si me paso más a menudo.

miquel zueras dijo...

Eh, SqS!!! ¿qUÉ PASA QUE NO ACTUALIZAS TU BLOG? No me digas que no piensas seguir con él, no me des ese disgusto. Hasta luego!
Borgo.

Cristina dijo...

Hola Emilio! Me alegra mucho tu visita.
Pues sí, aquí andamos..intentando mantener, cuando nos deja el tiempo, esta afición.

Marilyn es el eje central de mi blog,por ella en cierta manera comencé mi andadura por este mundo virtual, y de vez en cuando me gusta recordarla por su trabajo, más que por sus desdichas o su belleza.

Coincido en todo lo que argumentas.Existe un fondo mucho más profundo, sensible y sentimental en su persona que en el rentable mito en la que la han convertido.

Me paso a leerte, siempre son un placer estos reencuentros

Saludos

Cristina dijo...

Hola Miquel!! Lo cierto es que hace días que quiero ponerme manos a la obra, pero por una u otra cuestión siempre tengo que posponer la entrada. Tengo una en mente que no tardaré en publicar,

Un fuerte abrazo Miquel, siempre me das esa fuerza que a veces me falta para mantener activo el blog. Un Beso!!

Seguidores