lunes, 3 de febrero de 2014

KIM NOVAK






Kim Novak jamás hubiese podido reemplazar a la inolvidable Marilyn en el mundo del cine, y seguramente ni ella misma pensara nunca en hacerlo, pero lo cierto es que los estudios de Hollywood ya tenían pensado este papel para la gélida Kim. Erraron como muchas veces lo hicieron, ya que saltaba a la vista, que aunque bellísima y rubísima, su físico resultaba ser mucho más clásico y distante.

Las comparaciones con la Monroe, sólo por el hecho de ser ambas rubias, estaban servidas, y al ser dueña de una belleza tan deslumbrante, y viendo que Rita Haywort pronto alcanzaría la "madurez interpretativa", que claramente en el mundillo del cine quería decir que se estaba haciendo mayor, también pensaron en ella como una buena sucesora de la mítica Gilda .
A pesar de todas estas trabas iniciales, Kim se hizo un importante hueco en el mundo del cine sin necesidad de imitaciones.







Marilyn Pauline Novak, así se llamaba realmente, nació en Chicago el 13 de Febrero de 1933.
Antes de encaminar su vida hacia el arte de la escena, Kim trabajó en diferentes y dispares oficios. Modelo en unos grandes almacenes, ascensorista, secretaria en una clínica dental e incluso dependienta, pero no fue hasta que la contrataron como modelo de una línea de electrodomésticos, cuando tuvo la oportunidad de viajar hasta los Ángeles, donde ingresó en una agencia de modelos. La agencia le consiguió un pequeño papel en la película “La línea francesa”(1954), y Kim debutó en el cine junto a la ya consagrada Jane Rusell.
Su aparición fue mínima, pues fue contratada precisamente para desempeñar el papel de modelo junto a muchas más chicas de su misma condición, pero el coreógrafo encargado de montar las escenas de esta película, pareció detectar en ella algo indefinible, algo que le recordó a aquellas viejas estrellas de cine de antaño, algo de lo que sólo gozaban unas pocas elegidas. Apostó por ella, y poco a poco la introdujo en el mundo del cine.







Así, un tiempo después firmó un contrato con la Columbia de 6 meses, y a los tres meses de haber cerrado dicho contrato, fue requerida para protagonizar el papel de la chica del gánster en “La casa 322″(1954




.



Cuando la película se estrenó, el público quedó maravillado ante la desafiante belleza de Kim, y demandó más películas de esta enigmática actriz.
Al ver tan increíble resultado, la maquinaria del marketing hollywodiense comenzó a rodar, y se propusieron hacer de ella una nueva Rita Haywoth, que , según ellos,se encontraba ya en declive de su belleza, aunque la pobre Rita tan sólo tuviera 36 años.
Su siguiente película fue una comedia llamada “Y fueron felices”(1954), al lado de Jack Lemmon, pero que, todo hay que decirlo, pasó sin pena ni gloria por el panorama cinematográfico.
Por estas fechas se acababa de estrenar la adaptación para el cine de la novela de Anita Loos, "Los caballeros las prefieren rubias" con enorme éxito de crítica y taquilla, siendo su rubia protagonista el principal reclamo de la historia, así que fue en este preciso instante, cuando los directivos de la Fox también pretendieron ver en Kim la reencarnación de otra espléndida y provechosa Diva como era Marilyn Monroe. Sí.... su belleza tal vez no fuese tan carnal y cercana como la de la Monroe, pero a fin de cuentas .. era rubia.
El que no supiesen darle una identidad propia a Kim no era tan extraño, ya que el sistema de estrellas que tantas ganancias les procurara en su día estaba prácticamente expirando.
Su siguiente oportunidad, se le presentó con el film “Five Agains the House”(1955), en el que se mostró a una Kim vampiresa y sexy, que por lo menos consiguió que la prensa comenzará a ocuparse de ella extensamente.







Una vez logrado el propósito de hacerla más conocida entre el público, su siguiente papel, supuso un nuevo cambio de registro, pues dejando a un lado el papel de mujer fatal, la mostraron en la película “Picnic”(1955), como una chica de provincias, natural y bella.Compartió cartel con William Holden, y junto a él protagonizó uno de los bailes más sensuales que jamás se han visto en pantalla grande.






En el año 1956 protagonizó "El hombre del brazo de oro", junto a Frank Sinatra y Eleanor Parker y bajo la firma de Otto Preminger. La película obtuvo un gran éxito de taquilla ya que como tema central tenía el de las drogas, y en aquella época éste era un hecho totalmente provocativo para un público, poco acostumbrado a que le mostraran este tipo de adicciones de manera tan descarnada.

En su siguiente película, “Pal Joey”(1957), tuvo que enfrentarse a Rita Haywort. La ya otoñal Rita, no pudo competir con la belleza joven y natural de Kim, pero aún así la Haywort estuvo adorable, y aunque quizá su tiempo de sex symbol ya había quedado atrás, eclipsó con su enorme interpretación a Kim.









Durante esta época, Kim ya se encontraba entre la favoritas del público, superando a estrellas como Doris Day, Marlon Brando y Grace Kelly entre otros, pero los críticos seguían siendo bastante duros con sus interpretaciones, llegando a apodarla “Miss Deep Freze” cuya traducción, "señorita profundamente helada", daba buena cuenta de la opinión que se tenía sobre ella, y sobre sus frías y distantes interpretaciones.
Todas estas críticas no mejoraron con la que sería su siguiente película “Jeanne Eagels”(1957), una mala biografía sobre la vida de una actriz de la época de cine mudo, que murió a causa de las drogas al no saber asimilar su triunfo, pero eso sí, Kim lució exageradamente bella.









Su reconocimiento profesional, llegó sin duda alguna de la mano de Alfred Hitchcock. Aunque en un principio para interpretar la película “Vértigo “(1958), se pensó en la actriz Vera Miles, Hitchcock no pudo resistirse a la belleza fría y misteriosa de Kim y le ofreció el papel protagonista, junto al magnífico James Stewart . Lo curioso es que aunque hoy en día está considerada como una de las mejores obras de Hitchcock y una auténtica película de culto, cuando se estrenó no tuvo el éxito de taquilla esperado.







Fue también en 1958, cuando se estrenó la película “Me enamoré de una bruja”, que fue una nueva versión,hubo una anterior protagonizada por Verónica Lake, diseñada especialmente para el lucimiento de Kim, y que la llevó de nuevo a trabajar junto a James Stewart.







Este año fue sin duda uno de los mejores de su carrera. Sin embargo, y aunque fuera una actriz ya muy reconocida, sus compañeros de trabajo comenzaron a desvirtuar su imagen acusándola de endiosada y altiva.
No fue este hecho impedimento, para que el mismo director, Richard Quine, que la dirigió en la película antes citada, volviera a trabajar con ella en “Un extraño en mi vida”(1960), película en la cual formó pareja con un atractivo Kirk Douglas. La película, aunque pocas veces aparece en la lista de las mejores que se hicieron en aquella época, resultó ser un film muy interesante, y se podría llegar a catalogar hasta de excepcional para los puritanos tiempos en que fue rodado, ya que mostró sin tapujos la infidelidad de dos personas que se suponían felizmente casadas.





Por tercera y última vez, volvió a trabajar con este mismo director en el año 1962 con el film "La misteriosa dama de negro", donde compartió cartel con figuras importantes como Fred Astaire y Jack Lemon ,en una deliciosa comedia de intriga, en la que se sacó partido descaradamente de su enorme sensualidad.









Este mismo año y bajo el mandato de la Metro protagonizó "Una vez a la semana" una estupenda comedia que adornó con su espectacular presencia. Más dos años después, cometió un error al aceptar un papel que años antes había puesto en escena la gran Bette Davis en la película “La servidumbre humana”. Las comparaciones entre una y otra dejaron a Kim algo mal parada.
En 1965 Billy Wilder la dirigió en la película “Bésame, tonto”. El film vino precedido del escándalo, ya que se tachó casi de pornográfico.
Protagonizada por Kim y Dean Martin, parece ser que en su momento fue neciamente subestimada, algo por otra parte incomprensible, ya que visionándola años después te encuentras con una obra divertida, irónica,entretenida y cuyo guión fue escrito personalmente por las manos del gran genio que fue Wilder.









En el año 1968 Robert Aldrich,depositó su confianza en ella para que protagonizara una película llamada “ La leyenda de Lylah Clare”. Esta cinta parece ser que se basó en la vida de una mítica estrella (presumiblemente Marlene Dietrich). La idea era presentar a Kim como una de aquellas Divas glamourosas y magnéticas de antaño, pero aunque la actriz intentó darle al personaje toda la magia que necesitaba para fascinar al público, su interpretación estuvo bastante lejos de reflejar el encantamiento que en la vida real despertó Marlene entre la gente.




Ya entrado el año 1969, rodó una película llamada “Ojos verdes, rubia y peligrosa”, que pasó sin importancia por el cine debido a su mediocridad. Kim no volvió a ser reclamada hasta el año 1979, y esta vez para ser la acompañante de David Bowie en una cinta bastante extravagante que llevó por título “Gigoló”.
En “El espejo roto” (1980)cinta que fue una adaptación de una novela de Agatha Cristie, apareció de nuevo junto a un buen reparto de estrellas como Liz taylor o Rock Hudson, demostrando que el paso de los años la habían ayudado a perfeccionarse profesionalmente, convirtiéndola en una estupenda actriz.







Su vida privada fue casi tan enigmática como ella misma. Poco se supo de sus conquistas, tan sólo que se casó por primera vez en el año 1965 con el actor británico Richard Johnson, divorciándose de él tan sólo un año después, y que no fue hasta el año 1976, cuando contrajo de nuevo matrimonio, con un veterinario, con el cual aún permanece casada, viviendo una vida tranquila y solitaria, en algún rancho perdido por las montañas de Oregón.
Su imagen, turbadoramente bella, fue la que hizo que películas bastante mediocres, llamaran la atención del público. Un público que la ensalzó a la categoría de estrella, y que hizo de ella una de las mujeres más populares e importantes de su generación.
El cine, también en cierta manera, reconoció tan ilustre categoría, al otorgarle el Oso de Oro de Berlín en el año 1997, como compensación a toda una carrera dedicada al séptimo arte.









11 comentarios:

deWitt dijo...

Fíjate que a mi la Novak, ni fu ni fa...Nunca me ha convencido mucho...Salvando Vértigo, hay pocas pelis suyas que realmente me intersen,incluyendo las de Quine, en donde no acabo de creérmela. No me pidas una explicación racional porque es ese tipo de manías que no la tiene...Tu entrada, en cualquier caso, completísima, querida.

Biquiños

ATTICUS dijo...

Hola SQS.
Aqui tenemos a una de las grandes bellezas del 7º arte,eso es indudable.Luego como actriz,podia haberlo echo mejor,desde luego en "Vertigo",Hith le saco todo lo que se podia sacar de la rubia gelida.
Para mi ,la pongo entre las mas bellas,pero entre las que menos me aporto como actriz.
Muy buen repaso,como siempre.
Un abrazo amiga.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Kike! Me pasa como a ti, yo de sus películas me quedo con "Vértigo", y con "Un extraño en mi vida" y poco más, aunque "Me casé con una bruja" también me gusta, quizá casi más por James Stewart que por ella. Físicamente la veo atractiva, pero no es el prototipo femenino que me gusta. Muchas gracias querido Kike por hacerme la visita y un besazo!!!

SqSmaravillosa dijo...

Hola amigo Atticus!! Su físico levanta pasiones entre el sexo masculino, eso es innegable.Pero coincido contigo en tu apreciación :el que más partido sacó de ella fue sin duda Hitchcock. Tal vez estaba algo desubicada en la industria y no supieron darle una personalidad adecuada para que pudiese transmitir todo su talento.
Gracias por comentar y un fuerte abrazo!

miquel zueras dijo...

Hola, SqS! Me gustan mucho "Un extraño en mi vida" y "Bésame tonto" dos películas, como dices, injustamente menospreciadas. La de Wilder estuvo además prohibida en España hasta la muerte de Franco.
Ese aire gélido y distante precisamente jugaba a su favor en su papel de "Psicosis" donde Novak demuestra un gran magnetismo. Ella protestó por su aparición en pantalla pues llevaba un vestido color claro con zapatos negros "El público lo primero que verá serán mis pies" dijo, pero es imposible apartar la mirada de su rostro.
Besos y muy buen fin de semana.
Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Miquel!! "Un extraño en mi vida" es mi preferida de ella, junto a "Vértigo".No me extraña que censuraran en la España franquista la película que comentas, ya que en América en su día no estuvo exenta de polémica.
Sí tenía un rostro magnetico, de esos de los que no puedes apartar la mirada. Besos querido Miquel y muy buen finde

juan carlos Vinuesa dijo...

Un saludo, Cris. Excelente publicación

SqSmaravillosa dijo...

Hola Juan Carlos!!! Qué alegría me da verte de nuevo por aquí. Se te ha echado mucho de menos por esta mi casita. Un gran abrazo y muchas gracias por tu espontáneo y amable comentario. Besosss!!!!

abril en paris dijo...

Aquí estoy querida Cris.
No queria dejar de pasar por ésta entrada. Estoy muy de acuerdo con lo que comentais sobre Kim aunque reconozco su belleza y magnetismo me parecia más bien fria, distante, muy diferente a la sensualidad y la calidez de Marilyn. Pero tiene ese misterio que vuelve locos a los hombres, eso es indudable. De todos modos me cae muy bien. Me encantó dibujarla.
Me gustó en Picnic y en Bésame tonto, Vértigo la tengo pendiente de revisar porque hace mucho que la ví, pero mantengo ese recuerdo de ella tan de muñeca "congelada" y la obsesión del gran James Stewart..¡qué diferente en Me enamoré de una bruja, comedia tan símpatica aunque el patrón es el mismo, mujer que fascina con sólo mirar a los ojos. Por cierto muy bonitos.
En La casa 322 está bien porque la pelicula, cine negro, tiene su punto, sobre todo por Fred MacMurray.
A la que tengo ganas de echarle el ojo es a Amores con un extraño, otra que ví hace muchisimo y me parece que me gustó pero quisiera confirmarlo a ver qué tal ahora
Bueno querida SQS voy a la entrada de Tracy/Hepburn que esos dos sí que me encantan.

Un beso Cris

P.d. completisima la entrada, por cierto

SqSmaravillosa dijo...

Hola Abril!!! A mi no es una actriz que me guste especialmente, sin embargo cuenta en su currículum con algunas películas míticas como "Vértigo" o "Picnic". "Me enamoré de una bruja" cuenta con una visualidad portentosa muy del tipo de "Vértigo".

Fijaté que yo no la encuentro especialmente atractiva, será por esa frialdad que comentas, pero a los hombres les fascina su físico.

"Amores con un extraño" es una maravilla, yo creo que de lo mejor que interpretó la actriz.

Muchas gracias Abril por tu comentario. Un gran abrazo!!

Vértigo Hitchcock dijo...

En color ganaba aún más Kim Novak. Para mi gusto su personaje más perfecto en la gran pantalla es la misteriosa mujer fantasma de Vértigo, de entre los muertos. Enamora por siempre.

Seguidores