domingo, 25 de marzo de 2012

CAPUCINE


Su imagen ambigua, su belleza inquietante y enigmática y su rostro majestuoso e inescrutable la hicieron destacar entre tanta belleza carnal y exuberante de su época; Capucine nunca logró convertirse en una estrella al uso, quizás le faltaba pasión o disciplina ,en una vida, la suya, siempre rodeada de escándalos y problemas mentales, que también se acrecentaron por los innumerables rumores acerca de su persona: travesti, bisexual, lesbiana... fueron tan sólo unos de los pocos calificativos que siempre acompañaron su existencia pública. Pero bueno...quizás eso sea lo de menos..quizás fue ella misma por decisión propia la que no quiso convertirse en una estrella, aunque lo que es innegable es que las características propias de cualquier Diva que se precie siempre la acompañaron.


Nació en Touloun (Francia), un 31 de Enero del año 1931 con el nombre de Germaine Lefébvre.

Ya pasada la niñez comenzó a destacar por su elegancia innata a la que contribuía su espigado y armonioso cuerpo, por lo que se introdujo en el mundo de la moda desfilando en pasarela para grandes firmas como Givenchy, Chanel o Christian Dior.

Su debut en el cine se produjo con tan sólo 18 años en una película llamada "Rendez-vous de Juliette", aunque sería unos años después cuando Charles Feldman, famoso productor y agente muy apreciado entre la farándula, la descubriría modelando en un desfile de Givenchy y le daría su primer papel protagonista en un film llamado "Sueño de amor" 1960; la película la lanzó inmediatamente al estrellato, pues dirigida por Cukor, y compartiendo cartel con actores como Dick Bogarde el publico comenzó a interesarse por su figura.


"Alaska tierra de oro" (1960) o "La gata negra" (1962) la unieron a estrellas como John Wayne o Bárbara Stanwyck respectivamente , este mismo año y protagonizando la película "El león" 1962, conoció al que sería por un tiempo su amante William Holden; con la primera entrega de "La pantera rosa" 1964 siguió manteniendo su status dentro del cine ya que la película resultó ser todo un éxito de taquilla , unos años después deslumbró con su elegancia en la sofisticada obra "Mujeres en Venecia" 1967 dirigida por Mankiewicz y en la que compartió cartel con fabulosos actores como Rex Harrison o la grandiosa Susan Hayward.






Tras este paso por el cine americano volvió a Europa donde protagonizó alguna que otra producción de las que destacaron "El satiricón" 1969 de Fellini o "Días de amor y venganza" 1979 junto a Mastroianni.

Su carrera cinematográfica fue bastante notoria a pesar de las voces que la tachaban de ser una actriz pésima; pero lo cierto es que muchos la admiraban más que por su calidad artística, por su perfil psicológico que resultaba hierático e intrigante; Capucine era de esas mujeres que con su sobria e inalcanzable belleza resultaba señorial, al igual que su intíma amiga Audrey Hepburn que la salvó en innumerables ocasiones de una muerte anunciada.

De sobra eran conocidas las excentricidades de Capucine, y su elegido aislamiento de una sociedad que detestaba; el trastorno bipolar que sufría la llevó a padecer de manía persecutoria y odiaba que se la retratara, así que en el final de sus días se encerró con la única compañia de sus gatos en su apartamento de Suiza. Como era de esperar terminó su vida con un suicidio: se lanzó del octavo piso en el que vivía.

Jamás logró formar una familia, siempre le acompañaron esa soledad y esa tristeza que le dieron ese particular aire inaccesible. Esta bellísima mujer que fue icono de la elegancia y la moda jamás logró encontrar la felicidad. Como dice mi amiga Susan Lenox muchas de estas divas cuentan con una historia espantosa, terrible y demoledora a sus espaldas; pero fue su vida, por muy trágica que parezca, y al contrario que sucede con tantas personas anónimas cuyo recuerdo se pierde en el tiempo, el rostro y el nombre de Capucine siempre estarán en la memoria de cada espectador que visione alguna película suya: eso es lo único que la diferencia de los demás mortales.

16 comentarios:

Sergio DS dijo...

Realmente bella, aquí siempre se encuentran verdaderas divas.

Susan lenox dijo...

Era de este tipo de belleza, que a mi personalmente me fascina, alta,
delgada, facciones del rostro afiladas, elegantisima. Como actriz
creo que podría haber llegado a más
pero como bien dices, su trastorno mental, su bipolaridad debió de afectarle a la hora de interpretar, ahora, estoy pensando en mi bipolar favorita Vivien Leigh
que al contrario que a Capuccine, soy de la oipinión que su enfermedad la ayudo a interpretar
su Blanche Dubois, su Scarlett, su Sra.Stone. Volviendo a Capuccine la recuerdo sobre todo con Mastroianni, en Mujeres en Venecia y por supuesto en El Satiricon de Fellini, film que habré visto unas cuantas veces. Lastima que en tiempos pasados no existierán los medicamentos que hay hoy en día, para este trastorno más frecuente de lo que creemos, quizá la hubierán salvado de ese triste final y nosotros hubieramos podido tener el placer de contemplar su hierática belleza por más tiempo.
Una entrada muy bonita, como romantica que soy siempre me gustan los finales tristes.

Un beso querida Maravillosa.

ethan dijo...

Una mujer de las que da miedo, que parece intocable, tal es su belleza. Modelo más que actriz; muy elegante y estilizada.
Saludos!

miquel zueras dijo...

Me gusta recordar a la Capucine de "Mujeres en Venecia" más que la de "Sueño de amor" quizás por el imposible look que lucía Dirk Bogarde en el papel de Listz. Aquella película es un Mankiewicz en estado puro con diálogos brillantes y Capucine espléndida en un papel que sin embargo no destaca del resto. Yo creo que Capucine pasó por el cine como una gran secundaria, una secundaria de lujo y de una belleza inolvidable. Parece que Audrey Hepburn se convirtió en su gran apoyo en los últimos años en que Capucine no soportaba la idea de envejecer. Besos. Borgo.

Manderly dijo...

He visto varias de sus películas y en todas tiene ese aire misterioso que creo que la caracteriza además de su innata elegancia.
Saludos.

abril en paris dijo...

Una belleza fria pero belleza al fin. La recuerdo sin embargo muy gratamente en ese western divertido con Wayne Alaska tierra de oro, está preciosa y sugerente.
No sabia que fuera tan amiga de Audrey. Conociendo a ésta última seguro que intentaria ayudarla. Nada puede con los traumas de cada quién. Pero ¡es una lástima que los fármacos actuales no estuvieran "inventados" en su momento para "salvar" tantas vidas de mujeres preciosas, desde Marilyn a Vivian leigh !
Muy interesante, como es habitual en tus reseñas, Maravillosa.

Un beso :-)

SqSmaravillosa dijo...

Muchas gracias Sergio por tu visita. Si, lo cierto es que fue considerada en su época una de las mujeres más bellas y elegantes de Europa. Saludos.

SqSmaravillosa dijo...

Susan a mi estas mujeres tan elegantes me tienen loca. Es que eso se lleva por dentro, no sé es algo imposible de definir: son elegantes no sólo por la ropa que llevan, que puede ser más o menos cara, sino por algo innato que las diferencia.
Seguro que hoy en día podría vivir con normalidad su enfermedad, pero es que aparte de este problema tenía auténtico pavor a la vejez.Muchas gracias Susan por tu comentario Besos

SqSmaravillosa dijo...

Hola Ethan! Es cierto que impresiona ese rostro tan atemporal y perfecto, amén de su considerable estatura. Besos

SqSmaravillosa dijo...

Hola Miquel! A mi me gusta mucho "Mujeres en Venecia", sobre todo por Rex Harrison al que considero un gran actor; como bien dices Capucine siempre fue una actriz secundaria, y es que creo que su paseo por la moda fue más relevante que el del cine. Audrey y ella estaban muy unidas, de hecho durante un tiempo vivieron muy cerca , concretamente en Suiza, y Audrey era su paño de lágrimas. Cuentan que su despedida escrita antes de suicidarse rezaba así:"Me da pánico envejecer". Tal vez sea así o tal vez no, la verdad es que ser guapa es fácil cuando eres jóven, pero a medida que pasan los años debe ser un verdadero trauma para estas mujeres tan especiales. Besos

SqSmaravillosa dijo...

Hola Manderly! Se hizo famosa gracias a esa peculiar belleza fría y distante y por supuesto por su porte aristocrático. Yo creo que su vida interior se reflejaba en su rostro por eso el misterio de esta dama.Saludos

SqSmaravillosa dijo...

Hola Abril! Este tipo de bellezas no son de mis preferidas, yo soy más de Marilyn o Rita, pero la verdad es que era guapa a rabiar. Era muy amiga de Audrey, y como tu bien dices Audrey era una persona con una humanidad y un corazón tan grande que seguro intentó ayudarle infinidad de veces.Tienes razón hoy en día no seria un problema su bipolaridad, pues se trata y se puede hacer vida normal, pero Capucine lo que realmente temía era la vejez, y ese trauma es muy difícil de superar. Yo creo que en el fondo a Marilyn le pasó lo mismo: sabía que se había hecho famosa por su físico, y que ya le quedaban pocos años para vivir de él; eso debe mortificar a una persona hasta límites insospechados.Muchas gracias querida Abril.Besos

V dijo...

Hola. Aunque alguna vez he pasado por aquí para admirar las espectaculares fotos que pones nunca he comentado nada.
Hoy voy a hacer una excepción. Capucine es la actriz favorita de mi madre. Siempre dice que ya no hay actrices como Capucine. Con esa elegancia y esa prestancia. Gracias a mi madre Capucine forma parte de mi memoria cinematográfica deforma especial.
Hoy le he enseñado las fotos de tu página y se ha llevado una gran alegría.
¡Que hermosura,me ha dicho,era preciosa! Quería que lo supieses.Un saludo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola V! Primeramente muchas gracias por comentar en mi blog. Y segundo darle la razón a tu madre: sin duda Capucine fue una de las más bellas y elegantes de la época. Tenía "algo" especial, esa clase, ese estilo que poseía no se aprende sino que se lleva dentro. Un abrazo para tí y para tu madre. Saludos

Emilio José Pazos dijo...

Realmente, no se puede negar que provenía del mundo de la moda, era guapa, fotogénica y un tremendo poder de atracción, enamoró a muchísimos de los mejores directores de la época. En realidad, su relación tórrida con Holden duró dos años, con lo que yo creo que al fin y al cabo no era sólo un calentón, como dice mucha gente. Un saludo.

Patricio dijo...

CAPUCINE fue una de las grandes de la comedia, lo demostró en "La Pantera rosa" y otras. Gran garbo, estilo, clase y belleza. Actuó para grandes directores, no por casualidad. Debo decir que su fecha de nacimiento fue el 6 de Enero de 1928. (ver IMDB).

Seguidores