lunes, 12 de septiembre de 2011

DEBRA PAGET





Debra perteneció a una generación de actrices que pasaron a convertirse en inolvidables, más que por sus dotes interpretativas, por su asombrosa belleza. En su momento contó con la posibilidad de formar parte de lo más exquisito de Hollywood, pero al no ser su carrera conducida de manera correcta, la que comenzára su andadura por el cine con buen pie, finalmente vió truncado su destino.

El público siempre relacionó a la actriz con papeles de joven pura y virginal, así pues durante su adolescencia encarnó perfectamente papeles de doncella ingenua y exótica.


Debido a este tipo de personajes y a su impactante físico, Debra dejó tras de sí montones de corazones rotos, pero a medida que fue pasando el tiempo la ingenuidad que tan famosa la hizo en su momento comenzó a evaporarse, y fue cuando surgió la duda…¿En que lugar podría encajar una actriz que siempre se había mostrado ante el público con ese particular aura de candor e inocencia? Una mujer tan espectacular no podía ser desperdiciada, y fue entonces cuando comenzó su metamorfosis; así, de la noche a la mañana, se mostró en la pantalla como una mujer tentadora y vampiresa, que hipnotizaba a los hombres con sus atributos físicos, pero aunque apareció deslumbrante e inaccesible como una diosa, el público nunca la llegó a identificar en este tipo de papeles. Lo cierto es que admirandola algunos años después sugerente lujuriosa y erótica hasta la saciedad , nunca entenderé como el público se pudo olvidar de ella.




Debra nació en Denver (EEUU), un 19 de Agosto del año 1933. Se crió prácticamente entre bambalinas, pues tanto sus padres como hermanos se dedicaban al music-hall. Fue en concreto su progenitora , que por otra parte fue una vedette que enseñaba su cuerpo con bastante desparpajo y picardía, la que al ver frustrada su carrera como actriz  "seria" decidió que fuera su hija la que se dedicara al mundo del espectáculo , pero esta vez a poder ser de manera algo más decente de lo que ella lo había hecho. Así, esta buena mujer proyectó toda sus ilusiones, y ambiciones personales en la figura de su hija, a la que presentó con tan sólo 14 años a un concurso de belleza en Pennsylvania, en el cual resultó ganadora.


La pequeña en cuestión estaba en el punto adolescente y virginal que tanto gustaba a los estudios de la época, y esto unido a su espectacular y angelical hermosura le procuró un contrato con la Fox; debutó con estos estudios en “Una vida marcada”(1948), un film de cine negro en el que destacaron los personajes interpretados por Victor Mature y Richard Conte, ya que la pequeña Debra, con tan sólo 15 años, se limitó a lucir su bello rostro de ojos asombrados.


Al año siguiente tuvo el placer de compartir créditos con figuras tan importantes como Susan Hayward, Edward G.Robinson y Richard Conte en un melodrama familiar de cine negro llamado “Odio entre hermanos” (1949), dirigido por Mankiewicz , en el que interpretó el papel de la inocente novia de uno de los hermanos.


Si los años cuarenta terminaron bien profesionalmente hablando, la década de los cincuenta no pudo comenzar mejor debido a que Debra fue elegida para que interpretara el papel de india dulce en la película “Flecha Rota” (195o), y nada más y nada menos que junto a uno de los actores más versátiles y solicitados de la época: el fantástico James Stewart. Con esta interpretación y en concreto con este papel, Debra comenzó a ser reconocida y elogiada por el público, que contemplaba con admiración su angelical belleza.



Debido a que tuvo una gran acogida entre el público desempeñando este tipo de personajes, de nuevo los estudios le asignaron un papel con tendencias virginales, pero esta vez como indígena de la Polinesia en “Ave del paraíso” (1951), en lo que fue un acertado remake rodado años antes por King Vidor; la aceptación entre la audiencia fue estupenda, y Debra no tuvo nada que desmerecer respecto a su antecesora en la película original que fue Dolores del Río, además compartió cartel con dos galanes muy en boga por aquellos tiempos, estos fueron Louis Jordan y Jeff Chandler.




“La mujer pirata”(1951), fue la siguiente producción en la que se vió inmersa la actriz, y esta vez con el papel de noble dama que competía en amores con la temible corsaria Jean Peters. Un año después acompañó a la que fue durante dos décadas la "reina de Hollywood" , Myrna Loy, en “Bellezas por casar” (1952), una estupenda comedia que hizo las delicias del público, y en la que además compartió cartel con uno de los hombres que más admiración despertaba entre las féminas del momento: el guapísimo Jeffrey Hunter.



El Cinemascope le dió la oportunidad de demostrar al público que su belleza era casi irreal, y así apareció como una cristiana abnegada y preciosa , junto a Victor Mature y Susan Hayward en “Demetrius y los Gladiadores” (1954).


En la adaptación para el cine del cómic de Harold Foster, “El Príncipe valiente” (1954), quizá salió algo malparada frente al carácter decidido y pasional del personaje interpretado por Jane Leigh, ya que como era previsible el personaje interpretado por Debra quizás era demasiado, por decirlo de alguna manera, tradicional y por lo tanto aburrido, ya que se limitaba a ser la buena amiga, confidente y sensata hermana de una preciosa princesa Aleta.


Siguiendo la estela de la película producida años antes y que llevó por título “Flecha Rota”(1950), se rodó una especie de secuela llamada “Pluma Blanca” (1955), que aunque menos buena que la primera consiguió, amén de disfrazar de nuevo a Debra de india, un reparto bastante notorio pues junto la actriz actuaron dos estupendos galanes como Steward Granger y Robert Taylor.


Por estas fechas, Debra estaba deseando cambiar su registro interpretativo para poder aparecer ante el público con un tipo de personaje más visceral, y la oportunidad le llegó con la producción “La princesa del Nilo”, donde apareció como una odalisca hermosísima y provocativa ejecutando una danza del vientre de lo más seductora.






Pero de momento sus deseos de convertirse en una mujer de rompe y rasga se vieron interrumpidos , ya que una de las revistas de crónica social más importante de la época, la incluyó en una lista cuya finalidad era la de mostrar los nombres de las actrices más virtuosas que existían en ese momento en Hollywood; y de nuevo se mostró una imágen de Debra ingenua y virginal; Debbie Reynolds y Jane Powell, fueron otras de las muchas integrantes de la lista.

Así que de nuevo apareció con una imagen impecable e inocente en “Love me Tender” (1956), película en la que compartió cartel con el mítico Elvis en lo que sería para éste su estreno en el cine, y en la que el Rey deleitó al publico con cuatro de sus canciones, una de ellas la que da título a la cinta.




La película obtuvo mucho éxito debido a la cantidad de gente que admiraba y seguía la figura de Elvis Presley, y Debra obtuvo mucha publicidad gracias a este hecho, pero aún así seguía persiguiendo un cambio de trayectoria en su carrera, por lo que cambió de estudios, hasta ese momento había estado trabajando para la Fox, para poner en práctica este cometido. Fue la Paramount la que le ofreció trabajar en el film bíblico de Cecil B. De Mille “Los Diez Mandamientos”, y fue este director el que le ofreció un papel en el que Debra pudo lucirse un poco más, ya que el personaje a lo largo de la película iba ofreciendo diversos registros al espectador: comenzaba con un papel de judía recatada, y a medida que transcurría la película se convertía en una arrebatadora cortesana egipcia.




Estos mismos estudios le siguieron dando oportunidades de aparecer como tentadora en algunas aventuras delirantes como “Omar Khayyam” (1957), “El tigre de Esnapur” (1958) o “La tumba india” (1959), en esta última, por cierto, desnudó su cuerpo hasta rozar el límite de lo permitido y efectuó un baile ante una cobra real, que dejó a muchos con la boca abierta.






Pero pese a todo este despliegue de erotismo, la carrera de Debra fue cayendo en la mediocridad, y en el año 1963 pondría fin a su carrera con “El palacio encantado”, en lo que fue una buena película de terror, dirigida por Roger Corman.

Muchos cuentan que su abandono definitivo del cine se debió a su tercer y último matrimonio con un magnate del petróleo, que la obligó a retirarse. Finalmente se divorció del petrolero en los años ochenta, y una década después se convirtió al cristianismo llegando a tener su propio programa radial evangelizante.


Actualmente vive retirada junto a sus hermanas en Texas.


.:  An all-time most-coveted blouse  |  Debra Paget  :.:



Debra Paget:


Debra Paget, I would kill for that bathing suit!:

19 comentarios:

abril en paris dijo...

¡ Increible para la época ! Pero que belleza..¡qué cuerpazo !. No me canso de ver a éstas divas maravillosas.¿ De dónde sacas éstas fotos tan espectaculares ?.. Era otro momento hístorico para el cine pero irrepetible.

Un gusto visitarte y recibir tus visitas.:-)

Un beso

Mario dijo...

Realmente hermosa y sorprende su mala suerte de no lograr el ansiado estrellato o en todo caso el declive en su carrera, tenía un cuerpo muy agraciado, que lastima eso de encasillar a los artistas, me parece que no tiene sentido, pero también hay que reconocer que algo de talento le habrá faltado, no es que todo sea mostrar el cuerpo y punto, tampoco es un cambio complejo, se trata de interpretaciones, pero igual hay un factor de suerte y empatía con el espectador, además hay tantos artistas que quieren surgir. Te agradezco el descubrimiento, por ahí que con la de Elvis cae, y la voy a reconocer. Un abrazo.

Mario.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Abril. La verdad es que esta mujer era espectacular,verla vestida de esta guisa para la época es realmente chocante, pero ella tuvo una madre que se dedicó toda la vida al burlesque por lo que Debra desde pequeña vió a su madre mostrar su cuerpo semidesnudo y no le supuso ningún problema enseñar el suyo propio. Las fotos las encuentro con paciencia, buscando y buscando... Besos y gracias por pasarte.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Mario. Sorprende su belleza y su trayectoria; no se puede vivir en el cine permanentemente de la ingenuidad con la que presentaban a esta mujer, y por eso pasó lo que pasó.Gracias ppor tu visita y besos.

octopusmagnificens dijo...

Guapa y con un cuerpo hacia el que se te van los ojos.

Manderly dijo...

La recuerdo en 'Los 10 mandamientos'.
¡Atrevido baile semidesnuda para aquella época!! Me extraña qeu la censura no lo cortara!
Un saludo.

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Si que era guapetona si. La recuerdo de Flecha Rota y de Los 10 Mandamientos. Lastima que tuviera una vida cinematografica tan corta. Y es que esos maridos con posibles, enseguida que le echan el lazo a una estrella, la quieren solo para ellos.
Besos. Lorenzo.

SqSmaravillosa dijo...

Desde luego que sí querido Octopus, tenía un cuerpo precioso,todo muy bien puesto y muy adecuado a su estatura que parece ser no llegaba a 1,6O. Saludos.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Manderly! La verdad es que los directores de la época, agudizaban su ingenio hasta límites insospechados para mostrar estas sugerentes imágenes, que hoy en día resultan hasta algo inocentonas. Saludos.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Lorenzo! Pues la verdad es que parece ser que la ambición mayor de esta actriz, era ser una perfecta ama de casa,claro que con tanto dinero pocos platos limpiaria. Saludos

ATTICUS dijo...

Hola guapa,precisamente me vi este finde la pelicula ""Flecha rota"
y es que esta bellisima esta actriz ,su rostro me pone los pelos de punta,una mirada felina y
cara como digo yo : limpia.
Una gran entrada como siempre.
Besos.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Atticus¡ Es que más guapa no se puede ser ; tiene unos rasgos perfectos, creo que es una de las mujeres más guapas que pasó por el cine. Besos.

ATTICUS dijo...

Seguro es muyyyy bella.
Por cierto pasate por mi blog que te he dado un premio.
Besos.

deWitt dijo...

Qué belleza de mujer! Yo confieso: no la recuerdo en mi retina, como la mayoría de las vidas que nos sueles traer por aquí, pero se agradece y mucho que nos acerques a aquellas estrellas que hoy brillan con menos luz!!

La entrada completísima, como siempre!

Bicos

SqSmaravillosa dijo...

Muchas gracias deWitt. Verás es que me gusta indagar en las vidas de estas mujeres que , aunque practicamente desconocidas hoy en día, también aportaron su pequeño granito de arena en el cine. Ah¡ y no creas que esta actriz en cuestión tiene más seguidores de lo que yo imaginaba; normal....tanta belleza condensada en 1,6O es dificil de olvidar. Besos

miquel zueras dijo...

Muy bien recordar a la injustamente olvidada Debra Paget que tan bella estaba en "Los Diez Mandamientos" y "La Reina Cobra".
Por cierto que a mi madre -que le encanta tu blog- le han entrado palpitaciones al ver a su adorado Louis Jourdan en conjuntito hawayano. Besos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo. La verdad es que la belleza de esta actriz es casi irreal de tan perfecta. No entiendo como con el paso de los años se ha ido olvidando su nombre. Me encanta que a tu madre le guste mi blog, a la mia también le encanta ¡normal! les hace recordar toda aquella época de su juventud. Besos para ti y para tu madre.

Caricaturas a la carta dijo...

Una gran belleza con un cuerpo diminuto pero perfecto. Espectacular su vestuario para "La tumba india", que debí ser todo un shock para la época. A mí me gusta mucho y colecciono sus postales. Excelente post, Cristina!!

Cristina dijo...

Muchas gracias Jordi!! Sí físicamente era prácticamente perfecta, y de cara guapísima. Y en las últimas fotos que ví de ella, es una anciana muy guapa. Sí ya sé que coleccionas postales, son una maravilla.

Muchas gracias Jordi por tu visita y un beso

Seguidores